Por: Nicki Holmyard*
Un análisis reciente de los mercados para los alimentos de origen acuático en Francia, España e Italia, a cargo de la Correard Consulting para Seafood Scotland, mostró algunas diferencias marcadas en la forma en que la crisis económica viene afectando a las industrias de alimentos de origen acuático en Francia, España e Italia, e impactando las estrategias de ventas.

“Los mercados de los alimentos de origen acuático están muy condicionados por el estado de la economía en estos países, y mientras que el aumento reciente y frágil del Euro con respecto al dólar estadounidense ofrece esperanzas para los operadores de alimentos de origen acuático – especialmente aquellos alimentos de origen acuático importados de terceros países y que pagan en dólares – aun hay muchas incertidumbres” dijo Correard.

Él encontró que los mercados español e italiano están condenados a una visión de corto plazo, en el cual es difícil detectar alguna evidencia de recuperación. El refugio en más productos básicos, el abaratamiento de especies alternativas y las conservas de alimentos de origen acuático, también muestran la fragilidad del mercado. Los sectores pesqueros y de procesamiento de estos países están enfrentando un incremento en los costos de producción provocados por la situación económica, continúan siendo obstaculizados por normas nacionales desfavorables, incluyendo el aumento del 25% de la tasa impuesto a las ventas en España en el 2012, y cambios en el sistema de seguridad social para los pescadores artesanales y trabajadores del sector pesquero en Italia.

Las importaciones se han visto afectadas, por ejemplo los filetes de tilapia a España cayeron de 11 400 t en el 2011 a 6 200 t en el 2012, y las ventas de especies refrigeradas más baratas como la lubina y dorada de cultivo, tomaron el lugar de la merluza, rape y rodaballo.

Con el consumo de alimentos de origen acuático disminuyendo en ambos países, una de las medidas puestas en marcha para cambiar los hábitos de consumo fue la promoción de los productos de la pesca nacional, como la campaña “Disfruta comiendo pescado” lanzada por ANMAPE y CEPESCA en España, “Las especies de peces olvidados del mar Adriático” en Italia. Sin embargo, estas buenas campañas fueron debilitadas por las medidas de austeridad impuestas en Europa y los efectos de los sistemas bancarios sobre el sector pesquero doméstico.

En Francia la situación es muy diferente y Correard puntualiza que el sector de los alimentos de origen acuático están sobreviviendo mejor que en España e Italia. “Es mucho más fácil para una empresa obtener financiamiento de los bancos en Francia, y esto mantiene la industria de alimentos de origen acuático más boyantes” explicó.

Esto es en este contexto que el sector minorista francés ha establecido un nuevo modelo de compra que podría allanar el camino para canales de distribución de alimentos más modernos en Europa.

Correard explica que la preferencia de los consumidores se ha alejado de los hipermercados a los pequeños almacenes, los cual les permite ahorrar tiempo y costos de combustibles. “En Francia, cerca de 6000 tiendas de conveniencia se han abierto desde 2011 y los denominados 'conceptos de proximidad' se han convertido en las nuevas palancas para el desarrollo minorista” dijo.

En el 2012, los minoristas franceses promovieron este concepto, con la introducción de 100 canales de distribución cada mes. Los clientes ahora tienen la opción de recoger los productos solicitados vía internet, teléfonos inteligentes o elegidos en los kioskos de pedidos. Un estudio reciente de Linéraires predice que estos canales serán responsables de cerca del 15% del crecimiento anual del mercado de alimentos en el 2015 y representa un volumen de más de EUR 2.0 billones (US$ 2.7 billones).

Con esta evolución surge la necesidad de nuevos productos de conveniencia y embalajes robustos, que son más atractivos para los consumidores en un entorno donde el contacto físico con el producto está desapareciendo. El desafío para los procesadores esta en la conciliación de las expectativas contradictorias, las operaciones comerciales deben ser más rápidas y controlar los presupuestos por u lado, con una amplia gama de productos deseables por el otro.

Se espera que los nuevos canales de distribución puedan acelerar la reorganización de las tradicionales pescaderias, con el incremento de la oferta de productos empacados al vacío y refrigerados, volviendo a los alimentos de origen acuáticos fáciles de manipular y transportar, y ofreciendo una mayor vida en anaquel que los productos frescos. Un encuesta reciente de FranceAgriMer mostró que la aceptación de los productos de alimentos de origen acuático pre-empacados en los almacenes se viene incrementando significativamente.

“Los sobrevivientes de las crisis actual serán aquellas empresas capaces de adaptarse e innovar, y será interesante ver como el mercado toma forma en los próximos doce meses” dijo Correard.

*Editor de Seafoodsource.com
Email: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.