Por: Pedro Trillo*
Cada vez existe más evidencia que la variable ambiental constituye la causa de la desaparición de la abundancia y disponibilidad del jurel en Chile, la mortalidad por pesca sólo apresuró este suceso. En términos estrictos sostengo que no es exacto que la sobre-explotación sea la causa de la caída de los desembarques en la zona centro-sur de Chile, como mediáticamente se ha venido insistiendo. Lo que ha ocurrido es un cambio de régimen que se inició en la década del 90´ y durante el cual las políticas pesqueras fueron procíclicas, hecho que aceleró la performance del inevitable acontecimiento.

El artículo de Emanuele Di Lorenzo, y Mark D. Ohmanb, “A double-integration hypothesis to explain ocean ecosystem response to climate forcing”, publicado recientemente en el Proceedings of the National Academy of Sciences (pnas) nos muestra que no son necesarios grandes cambios ambientales para que se produzca un impacto en las pesquerías, y en ocasiones estos cambios de régimen no es fácil distinguirlos y constituyen sólo ruidos estocásticos, como menciona la recensión hecha por pnas.

Francois Gerlotto añade que el artículo “nos demuestra que los cambios biológicos pueden ocurrir debido a movimientos aleatorios (brownianos) del ambiente, en algunos casos ni siquiera hace falta un evento ambiental fuerte para que arranque un cambio biológico” y estos cambios repentinos no pueden reconstruirse en un modelo como el JJM usado por la OROP_PS, como sucedió con el reclutamiento de jurel del 2008 que no sólo no fue "visto" por el modelo, sino que teniendo la data tampoco fue tomado en cuenta en el Science Working Group (SWG) de la Convención.  El modelo JJM ( Ianelli-Hintzen) es una anteojera que provoca en los científicos el "síndrome del punto ciego", por esa razón, son necesarias las observaciones permanentes in situ, utilizando también, la bitácora y la data calibrada que pueda obtenerse de la flota pesquera.

La objeción que puede encontrársele al artículo de Di Lorenzo y Ohmanb procede de una reciente tesis de doctorado sustentada en París hace poco por Renato Salvatteci. Renato trabaja en el marco de la cooperación peruano-francesa, con Dimitri Gutiérrez del Instituto del Mar del Perú (IMARPE); hizo una reconstrucción de los últimos 25,000 años a partir de sedimentos. Sus resultados parecen (entre otros) confirmar la teoría de Arnaud Bertrand (IRD) sobre el rol de la Mínima de Oxigeno (ZMO) como regulador de los procesos claves de la productividad y la distribución de los recursos a diferentes escalas y niveles tróficos. Por otro lado confirma que la PDO (Pacific Decadal Oscillation) no es un forzante mayor y que no existirían fluctuaciones/alternancias regulares de 25-30 años. Lo que ya se observó en trabajos paleo-oceanográficos anteriores efectuados en el IMARPE.  La pregunta sobre  la pertinencia del orden de magnitud en la escala de tiempo  para realizar estas afirmaciones anima el debate.

*Email: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.