Valparaíso, Chile.- Un análisis del real estado de 33 pesquerías de Chile fue dado a conocer por la Subsecretaría de Pesca y Acuicultura con la publicación en su sitio web del “Estado de Situación de las Principales Pesquerías Chilenas 2012” este 28 de marzo.

El objetivo, explicó el subsecretario de Pesca y Acuicultura, Pablo Galilea, “está establecido en la nueva Ley de Pesca y busca transparentar la información del sector, pues por primera vez instaura la obligación por parte de Subpesca de entregar una cuenta pública del estado de las principales pesquerías en marzo de cada año”.

“Esta cuenta pública permite definir que en Chile la pesquería del besugo y la sardina española( XV-II y II-IV Regiones) se encuentran agotadas, mientras que diez pesquerías, entre ellas el jurel y la merluza común, están sobreexplotadas y 15 están en plena explotación, es decir el recurso se administra de manera sustentable”, resumió el subsecretario Galilea.

“Es importante destacar que la nueva Ley de Pesca establece medidas que permitirán recuperar el estado de estos recursos, entre ellas está la implementación de planes de manejo que involucran programas de recuperación de las pesquerías sobreexplotadas o agotadas”, aseguró el subsecretario Galilea.

Por ley hoy se establece la obligatoriedad de la existencia de planes de manejo en las pesquerías con acceso cerrado, creándose además los comités de manejo como órganos asesores de la Subsecretaría para la definición de una propuesta, implementación, evaluación y la adecuación de los planes de manejo, en los cuales participan representantes del sector público, artesanal, industrial y de las plantas de proceso.

Además, se incorpora la exigencia de establecer programas de recuperación de las pesquerías sobreexplotadas o agotadas. En el caso de estas últimas, se podrá evaluar y proponer  la operación alternada de distintas flotas en los caladeros de pesca; así como limitar el uso de determinadas artes de pesca.

La autoridad pesquera indicó que este reporte se elaboró con la información disponible  de los informes técnicos de cuotas globales anuales de captura y  vedas biológicas para las principales pesquerías chilenas para el año 2012. Éstos fueron elaborados en base, principalmente, a las investigaciones realizadas por el Instituto de Fomento Pesquero (IFOP), en el marco de los convenios de asesoría suscritos anualmente con Subpesca, y la evaluación directa de las pesquerías efectuada con financiamiento del Fondo de Investigación Pesquera (FIP).
Galilea valoró el intenso trabajo que ha realizado el equipo técnico de Subpesca para ir cumpliendo con todos los plazos propuestos para la implementación de la nueva ley que fue promulgada el pasado 9 de febrero.

Es importante destacar que la determinación del estado de situación de las pesquerías es una tarea que la ley asigna a los Comité Científico Técnicos, que se constituirán antes de agosto de este año. Además para establecer el estado de las pesquerías se requiere tener determinados los puntos biológicos de referencia (PBR), investigación que se está desarrollando actualmente. En este contexto, Subpesca entrega este primer reporte con la información científica disponible a la fecha.

Estado de los Recursos
La ley define cuatro estados de las pesquerías que van desde el menos explotado al que se encuentra más deteriorado, según la disponibilidad de los recursos en el mar. Éstos han sido clasificados como pesquería: subexplotada, en plena explotación, sobreexplotada y agotada o colapsada.

En el caso de las pesquerías  chilenas, 15  están en plena explotación, es decir el recurso se administra de manera sustentable,  diez están sobreexplotadas, (anchoveta V –X, jurel, merluza común, merluza de cola V-X y XI-XII Regiones, raya volantín, congrio dorado del norte, Alfonsino, bacalao de profundidad norte y sur), lo que implica que si no se toman las medidas necesarias existe un riesgo de agotar o colapsar a éstos en el mediano plazo. Finalmente, tres se encuentran agotadas (sardina española XV-II y II-IV Regiones y besugo) y para cinco recursos bentónicos la información  disponible a la fecha no permite definir el estado.

El informe completo está disponible aquí.