Caracas, Venezuela (INSOPESCA).- Venezuela cuenta con todas las garantías sanitarias y operativas que garanticen tanto el suministro interno como la exportación del producto, el cual es procesado por las plantas de Pescalba.

 
En el marco de los acuerdos de cooperación entre la República Bolivariana de Venezuela y la República de Bielorrusia, el Instituto Socialista de la Pesca y Acuicultura (Insopesca) dio los primeros pasos para abrir una oportunidad de mercado en la cual los productores de camarón venezolanos puedan llevar esta proteína hacia el país hermano.
 
Para lograr esta alianza de exportación los países se encuentran en un proceso de análisis de la oferta del producto, es por esto que en primera instancia por medio de la Empresa Mixta del Convenio Venezuela-Bielorrusia se acordó visitar la Granja Camaronera Agrodirecto y la Planta Procesadora Opindulca, ambas ubicadas en el estado Zulia, las cuales fueron recuperadas por el Estado y se encuentran actualmente bajo la administración de la Corporación Venezolana de Alimentos (CVAL).
 
Esta visita se realiza con la finalidad de que los representantes del país hermano observen el proceso técnico, de producción, el estado sanitario de la planta así como el método de trabajo y las relaciones laborales, lo cual es de gran importancia porque les permitirá conocer el modelo de producción que manejan las empresas socialistas del Estado.
 
Por otra parte y para garantizar que se cumplan con todos los parámetros legales de esta alianza, Insopesca solicitará a las autoridades de agricultura y alimentación de Bielorrusia los permisos sanitarios pertinentes para la introducción de los productos venezolanos pesqueros y acuícolas a ese mercado.
 
Dentro de esta incursión, el Instituto pesquero también está evaluando la posibilidad de exportar cachama hacia ese país, es por esto que Insopesca se encuentra formulando una estructura de costos que permita elevar una propuesta económica ante Bielorrusia.
 
En primera instancia se estima exportar entre 500 y 800 toneladas de cachama, esto como una medida para dar a conocer el producto en el mercado interno de Bielorrusia.
 
En este sentido, Venezuela también cuenta con todas las garantías sanitarias y operativas que garanticen tanto el suministro interno como la exportación del producto, el cual es procesado por las plantas de la Empresa Mixta Socialista Pesquera Industrial del Alba (Pescalba). Aunque en un inicio este proyecto está dirigido al sector público, la posibilidad para que los productores privados se anexen a este mercado permanece abierta.