De acuerdo con un nuevo informe del banco Rabobank, el brote del síndrome de la mortalidad temprana (EMS) en el lejano oriente marca un final de una década de crecimiento en la industria camaronera, lo que ha generado la mayor caída en el abastecimiento y un subsecuente récord en los precios.

El informe, publicado por el equipo Food and Agribusiness Research and Advisory, indica que el impacto del EMS sobre los tres principales productores de camarón en el mundo abre una ventana de oportunidad para otros productores de camarón en la región, y predice que ha largo plazo se consolidará la integración vertical de las multinacionales productoras de camarón.

Con el reciente descubrimiento de la causa de EMS, Rabobank manifestó que se espera que la industria emerja más consolidada y con productores multinacionales más grandes, diversificados, verticalmente integrados, que lideraran la próxima ola. Los productores en Ecuador, Indonesia, India, Bangladesh y Mianmar están rápidamente expandiendo la producción”.

India, entre otros países, tienen el potencial de incrementar la producción de camarón debido a las condiciones ambientales que provee el ambiente ideal para el cultivo de camarón. Se estima que las exportaciones de India a EEUU se han incrementando en 69%, debido a los problemas de abastecimiento mundial y alcanzaran 11 000 t en el 2013. Rabobank espera que la participación de India en el comercio mundial se incremente en los próximos años.

Sin embargo, el actual déficit de abastecimiento de camarón podría revertirse en el 2014. Debido al rápido incremento del conocimiento del patógeno que causa el EMS, es probable que una solución a la enfermedad pueda encontrarse en el corto o mediano plazo. Tailandia, el mayor productor mundial de camarón y el productor más avanzando en tecnología, es probablemente que sea el primero de los países impactados en empezar a recuperarse de la enfermedad. El retorno de Tailandia a los primeros lugares de las exportaciones de camarón, combinado con un fuerte momento en la expansión en la producción por otros países productores, podrían generar un exceso de abastecimiento y un período de bajos precios.

Para los exportadores asiáticos, una estrategia a largo plazo es mitigar los precios volátiles cambiando a la exportación de productos de camarón procesados. Sin embargo, la falta de conocimiento de los mercados locales y la falta de enlaces a los minoristas y compradores locales han probado ser barreras claves de entrada para los proveedores asiáticos a los mercados de  la Unión Europea y EEUU. Por consiguiente, Rabobank cree que se registrará un incremento en la fusiones y adquisiciones intercontinentales para crear productores integrados.

“El actual ambiente acelerará la consolidación en el mercado, integrando de forma vertical a los procesadores y productores. Los productores integrados tendrán acceso a materia prima, menores costos laborales para el procesamiento, y acceso a los mercados, y en nuestro punto de vista, es el futuro modelo de la industria camaronera” dijo Gorjan Nikolik, análista de Rabobank.