Moscu, Rusia.- El gobierno ruso flexibilizó el control sobre los precios de exportación e importación para los alimentos de origen acuático. A partir del 01 de setiembre se redujeron los impuestos aduaneros, como parte de las obligaciones rusas para su adhesión a la OMC. Sin embargo, el gobierno al mismo tiempo espera para reducir el control de los precios mediante el establecimiento de un centro de monitoreo de los precios mundiales; y ajuste los impuestos aduaneros en base al valor “real”, en vez del valor nominal de importación.

Según informó el medio seafoodnews.com, la necesidad para establecer el centro se explica en el hecho de que a partir del 1 de setiembre, Rusia redujo la tasa ad valorem de los impuestos aduaneros de exportación sobre las exportaciones de la mayor parte de productos pesqueros, de 5 a 3.75%, y de especies más valiosas como los cangrejos y caviar, de 10 a 7.5%.

Al mismo tiempo las tasas de impuestos aduaneros para la importación también entraron en efecto.  Como parte de esto, los impuestos sobre las importaciones de salmón y trucha cayeron de 10 a 8.6%. La reducción más significativa se observó en el caso del arenque congelado, que declino de 10 a 6.5%.

Se predice que las exportaciones de alimentos de origen acuático de Rusia este año alcanzarán las 1.75 millones de toneladas, valorizados en US$3.3 billones. Las principales especies ha exportar son pollock (50%), arenque (13%), bacalao y haddock (9%). Al mismo tiempo se predice que las importaciones alcanzarán a 900 000 t, con un valor de US$2.8 billones.