China a suspendido las exportaciones de bivalvos de la costa oeste de EEUU, cortando uno de los mayores mercados de exportación para las empresas y generando temores. El Gobierno Chino impuso la prohibición después de descubrir que los embarques de las almejas geoduck tenían altos niveles de arsénico y una toxina que causa parálisis.

El Gobierno chino informó que la prohibición se inició la última semana y continuará de forma indefinida. Las almejas, ostras y todos los bivalvos cosechados en Washington, Oregon, Alaska y California del Norte son los afectados.

Los funcionarios estadounidenses piensan que las almejas contaminadas provienen de Washington o Alaska, pero están esperando más detalles de China para ayudar a identificar la fuente exacta.

La National Oceanic and Atmospheric Administration (NOAA) negociará con el gobierno chino un acuerdo para reabrir el comercio de mariscos. NOAA dejó de emitir la certificación de las exportaciones de mariscos el viernes pasado.

EEUU exportó $68 millones en almejas geoduck el año pasado, la mayor parte procedía de Puget Sound. Casi el 90% de las exportaciones de geoduck tuvieron como destino a China.

“Esto ha tenido un impacto increíble” dijo George Hill, coordinador de cosecha de geoduck para Suquamish Tribe en Puget Sound. “Unos dos mil buzos se quedarán si empleo”.

En la región, la mayor parte de los productores de geoduck se ubican en Puget Sound, donde cerca de 5 millones de libras de geoduck silvestres son capturados cada año.

Los geoduck se comercializan entre US$100 a 150 por libra en China. Aun cuando las almejas son cosechados todo el año, la demanda alcanza picos durante la temporada de vacaciones durante la celebración del Año Nuevo Lunar chino.

Los funcionarios dijeron que el cierre podría ser por años. Mientras que la industria espera una solución a nivel internacional, se están adecuado a la nueva realidad.