Brasilia, Brasil.- Con la finalidad de elaborar un modelo único de certificación sanitaria para la importación de pescado y sus derivados Departamento de Inspeção de Produtos de Origem Animal (Dipoa) del Ministério da Agricultura, Pecuária e Abastecimento (Mapa), el dio inicio en el 2013 a las conversaciones con el Ministério da Pesca e Aquicultura (MPA).

El certificado entró en vigor el 1 de enero del presente año y fue instituido por medio de la Circular No 295/2013 y divulgada por la Organización Mundial de Comercio (OMC), dando plazo para que las autoridades sanitarias de los países que exportan pescado a Brasil se puedan adecuar.

Según el director sustituto de Dipoa, Leandro Feijó, la necesidad de establecer un documento marco surgió con la intención de fortalecer las actividades de verificación en las fronteras del país. Debido a que los productos llegaban con certificados distintos, era más difícil la comprobación de la autenticidad.

A partir de la implantación del modelo de certificación sanitaria, se detectaron retenciones de más de 60 contenedores en los puertos de Itajaí (SC) y Suape (PE), con documentos que no cumplen con la normatividad internacional. La retención generó demandas por los seguros de parte de las empresas importadoras, donde fue determinada la liberación de las mercaderías en detrimento del nuevo modelo de certificado establecido.

El Ministerio de Agricultura, junto con Advocacia-Geral da União (AGU), logró éxito en casi el 100% de las acciones implementadas en los estados, por medio de notas técnicas, esclareciendo la necesidad del cumplimiento de los requisitos sanitarios que resguardan la salud publica y animal, además de la defensa del consumidor brasileño. Las carga continúan retenidas, debiendo retornar a los países de origen, principalmente los asiáticos.

“El objetivo de la implantación de un modelo único de certificado es establecer los requisitos sanitarios en base al Codex Alimentarius. La OMC es el órgano responsable por la divulgación de este modelo y de informar a los diversos países que exportan pescado y sus productos a Brasil” afirmó Feijó.