Reino Unido.- El olor es la mayor barrera para incrementar el consumo de pescado, después del precio y por delante de las preocupaciones sobre la sustentabilidad y la sobrepesca, destaca una nueva investigación del medio The Grocer.

Cerca del 20% de los consumidores indicaron que ellos podrían comer más pescado “si no este no hiciera que la casa huela” y un adicional 7% dijo que ellos comerían más dejara su olor en sus puestos de trabajo.

En comparación, sólo el 16% de los encuestados manifestaron preocupación por la sobrepesca y el impacto ambiental como una razón para no comer más pescado o alimentos de origen acuático.

Los consumidores jóvenes fueron los más “preocupados” por el olor, con el 26.2% de ellos con edades comprendidas entre los 16 y 24 años, mencionando que esta es una de las razones para no comer más pescado en casa, comparado con el 15% de los consumidores comprendidos entre las edades de 34 a 44 años y 16.8% para los consumidores mayores de los 55 años.

En todos los grupos, el precio fue la principal razón para no comer más pescado ni alimentos de origen acuático; el 50% de ellos dijeron que podrían comprar más si este fuera más barato. Los consumidores de mayor edad fueron los más sensibles al precio, en comparación con los consumidores jóvenes.

La encuesta también indicó que el precio fue la principal barrera para que los consumidores dejaran de comprar más pescado en los supermercados.

A pesar de todo esto, la mayor parte de los consumidores considero al pescado y los alimentos de origen acuático como los más saludables en comparación con otras fuentes de proteínas, y el 83% indicó conocer que el pescado contiene grasas buenas y omega-3.

Se encuestó a 2 033 consumidores de todo el Reino Unido; la encuesta fue realizada para The Grocer por Harris Interactive.