Trondheim, Noruega.- El alimento vivo permitirá que un gran número de larvas de langostas y de atún sobrevivan en los tanques de cultivo. SINTEF establecerá una planta de producción que proveerá a todos el mundo con el alimento vivo.

Con el establecimiento de la compañía, C-Feed, los copépodos  se convertirán en un nuevo producto industrial noruego. Por varios años, SINTEF ha venido cultivando con éxito esta pequeña especie de crustáceo como alimento para varias especies marinas.

Sinvent, empresa de comercialización de SINTEF, estima un mercado global anual para este tipo de alimento de casi EUR 244 millones en 10 años. El alimento vivo permitirá cultivar un grupo de especies que aun no han alcanzado la escala industrial.

“Muchas personas en todo el mundo están tratando de cultivar nuevas especies de peces, pero sin éxito, y es usual que el estado de larvas sea un problema. Creemos que nuestro alimento puede ayudar a proveer un abastecimiento estable de nuevas larvas para el cultivo, en la piscicultura y en industria de los acuarios” dijo el director Gunvor Øie en SINTEF Fisheries and Aquaculture.

Resultados prometedores

En pruebas de laboratorio, los científicos de acuicultura de SINTEF duplicaron la supervivencia de las larvas de langostas que eclosionaron en los tanques acuícolas. Ellos fueron el primer grupo en el mundo que obtuvieron un gran número de larvas de atún.

“También hemos obtenido prometedores resultados, en laboratorio, con larvas de halibut, bacalao y ramoneadores wrasse. El próximo paso será tratar de alimentar a los calamares y a los miembros de la familia de los meros, los cuales son altamente apreciados en el Occidente. Debido al nivel de interés en el mercado por especies que venimos estudiando y aquellos que vamos a iniciar, hemos establecido esta planta de producción” dijo Øie.

C-Feed proveerá el alimento para las larvas en la forma de huevos y copépodos recién eclosionados.

“C-Feed gradualmente aumentará su escala de producción, y si la demanda se incrementa, podríamos establecer plantas en otros países” dijo el administrador de inversión Jostein Bjøndal de Sinvent.

El alimento vivo cultivado por C-Feed es un copépodo llamado Acartia tonsa. La empresa estima que en el curso de diez años, el mercado mundial para este tipo de alimento vivo será de alrededor de EUR 244 millones.