México.- Los productores y pescadores participantes en la Octava Edición de la Feria de Pescados y Mariscos “Pescamar 2014” reportaron ventas, sin intermediarios, por 117 millones de pesos, cifra récord con respecto a las versiones anteriores, informó el comisionado nacional de Acuacultura y Pesca, Mario Aguilar Sánchez.

El titular de la Comisión Nacional de Acuacultura y Pesca (CONAPESCA) detalló que en la Oficina de Negocios habilitada en la feria se generaron mil 980 encuentros comerciales con los compradores de las grandes y pequeñas cadenas de distribución y venta del país.

Precisó que durante las tres jornadas de la feria de pescados y mariscos más importante del país se registró la asistencia de más de 16 mil visitantes especializados.

Subrayó que esta feria es una puerta abierta para mostrar los beneficios comerciales de los productos pesqueros y acuícolas producidos en el país, sus bondades nutricionales, los precios accesibles que se pueden encontrar en el mercado, con más de 100 especies de pescados y mariscos que se capturan y cultivan en México.

Los asistentes especializados y el público en general apreciaron sobre todo especies de producción mexicana de bajo costo y alto valor nutrimental, abundó el comisionado Mario Aguilar Sánchez.

El funcionario de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA) destacó que entre los objetivos centrales de esta exposición, celebrada en la capital del país, está el de impulsar el fomento al consumo de pescados y mariscos producidos en el territorio nacional.

A través de la CONAPESCA se coordinó la participación de 46 empresas de productores en Pescamar 2014, las cuales en mil 384 metros cuadrados instalaron 44 stands de productores, distribuidores y comercializadores de pescados y mariscos; equipo de procesamiento; productos frescos, congelados y vivos en exhibición, e instituciones gubernamentales.

La feria contó con espacios de exhibición de especies producidas en México, tales como: montaje de un acuario y demostración de producto fresco y congelado de pesca, acuacultura y con valor agregado.

En el Área de Conferencias tuvieron lugar pláticas relacionadas con el sector; en este espacio participaron aproximadamente más de 800 personas durante los días del evento.

En el área de degustaciones se montó una zona de exposición gastronómica con diversas propuestas, presentaciones y montajes, donde se sirvieron un promedio de más de ocho mil 500 bocadillos, por parte de restaurantes, así como un nuevo modelo de comida sobre ruedas.

Respecto al área destinada a la exhibición de productos frescos, se presentaron 10 especies, de las cuales siete son de bajo valor comercial, como la lisa, cuchumite, jurel, mojarra, por mencionar algunas.

Como parte de la exhibición de especies producidas en México se presentaron 56 productos con valor agregado como: ostión en escabeche, lisa ahumada, machaca y aros de calamar, hamburguesa, jamón y chorizo de atún, reestructurados de pescados, ostión ahumado y depurado, entre otros.

Se contó también con “la pescadería ideal”, consistente en un modelo de pescadería con el equipo adecuado para su óptimo funcionamiento con los mejores procesos de calidad. Bajo este concepto se propusieron puntos de venta para acercar productos del mar económicos y al alcance de los consumidores.

Como parte de la feria se llevó a cabo el concurso gastronómico “Del anzuelo al plato”, como parte del programa de la CONAPESCA de Fomento al Consumo de Productos Acuícolas y Pesqueros producidos en México. Universidades e institutos gastronómicos contendieron por un viaje todo pagado a Turín, Italia, en el Salón del Gusto y Tierra Madre organizado por Slow Food International.