Bangkok, Tailandia.- Seis países en la región Asía-Pacífico, los mayores consumidores de productos pesqueros del mundo, se han unido para elaborar un plan de trabajo sobre la intensificación sustentable de la acuicultura para el “crecimiento azul”, informó la Organización para la Alimentación y la Agricultura de las Naciones Unidas (FAO).

Representantes de los gobiernos de Bangladesh, Indonesia, Filipinas, Sri Lanka, Timor-Leste y Vietnam están trabajando con expertos de FAO en el desarrollo de una iniciativa regional para incrementar de la producción de la acuicultura en una forma ambientalmente sostenible “crecimiento azul”.

“El rápido crecimiento en el producto bruto interno y la rápida urbanización en Asia y el Pacífico están dando como resultado un cambio rápido en los hábitos de alimentación” dijo Hiroyuki Konuma, director general de FAO para el Asia-Pacífico. “Esto ha resultado en un crecimiento en la demanda por alimentos con alto valor proteico como la carne y el pescado”.

FAO predice que el incremento en la demanda continuará debido a los cambios socio-económicos y el incremento de la urbanización. Citando investigaciones de UNDP, Konuma indica que el porcentaje de la clase media en Asia-Pacífico podría triplicarse para el año 2020 (con respecto al año 2009) y sextuplicarse para el 2030, incrementando de forma exponencial la demanda por el consumo de pescado, “especialmente en China, India e Indonesia” agregó.

Con la finalidad de mantener el crecimiento, FAO predice que la producción acuícola de Asia necesita incrementarse más de 60% para satisfacer el consumo proyectado en el año 2030. La región ya representa el 90% de la producción acuícola mundial y el 50% del consumo actual mundial.

La acuicultura incrementará la provisión de pescado para satisfacer la demanda global

Basado en las tendencias del pasado de la acuicultura en diferentes regiones, se espera que Asia sea el mayor contribuidor a satisfacer la demanda global por pescado a través del crecimiento de la acuicultura. China y muchas otras naciones están incrementando sus inversiones en acuicultura para satisfacer esta creciente demanda.

El rápido crecimiento en la producción de especies como tilapia, carpa y bagre (pangasius), todos los cuales son especies de agua dulce en la región Asia-Pacífico y son producidos en cantidades considerables. Se espera que la producción global de tilapia se duplique de 4.3 millones de toneladas a 7.3 millones de toneladas al año, entre el período 2010 y 2030.

La acuicultura proveerá casi dos tercios del consumo mundial de pescado para el año 2030, debido a que la capturas de la pesquería silvestre no están creciendo.

“Existe una clara necesidad para intensificar la acuicultura, pero esta debe ser sustentable, ambientalmente amigable y socialmente aceptable” dijo Konuma.