Ecuador.- El Certificado de Análisis de Peligros y Puntos Críticos de Control, para productos pesqueros y de origen acuícola (por sus siglas en inglés HACCP), que es emitido por el Instituto Nacional de Pesca (INP), entidad adscrita al Ministerio de Agricultura, Ganadería, Acuacultura y Pesca (MAGAP); obtuvo el reconocimiento como “requisito único” para  otorgar el certificado de Buenas Prácticas de Manufactura (BPM).

Este documento exige el Ministerio de Salud Pública (MSP) a través de la Agencia Nacional de Regulación, Control y Vigilancia Sanitaria (ARCSA).

Con el propósito de regular, normar y definir la competencia tanto de ARCSA como del INP, se estableció este reconocimiento en el Acuerdo Interministerial No. 0005112, con fecha 11 de septiembre del 2014, suscrito por la ministra de Salud Pública, Carina Vance, el ministro de Agricultura, Ganadería, Acuacultura y Pesca (MAGAP), Javier Ponce, y demás autoridades de las diferentes entidades adscritas a ambos ministerios.

En el Acuerdo se estipula que la Agencia Nacional de Regulación, Control y Vigilancia Sanitaria (ARCSA), emitirá el certificado de Buenas Prácticas de Manufactura (BPM), sin costo alguno. También posteriores renovaciones, respecto a la línea de producto que la industria pesquera y acuícola mantenga con el certificado HACCP, otorgado por el INP y que este no haya perdido  vigencia.

Sólo en los casos exclusivos en que la industria pesquera y acuícola amplíe, modifique o diversifique la gama de productos derivados acuícolas y pesqueros y estos cambios no cuenten con la certificación HACCP otorgada por el INP,  entonces deberán  obtener como requisito indispensable el certificado BPM, teniendo que realizar el pago en la ARCSA, del importe previsto de acuerdo a la categoría en la que se encuentre (industria mediana, pequeña industria y microempresa).