Australia.- Greenpeace ha lanzado una campaña convocando a fortalecer las leyes de etiquetado de los alimentos de origen acuático en los restaurantes australianos, siguiendo el ejemplo de la Unión Europea.

La campaña también hace un llamado a los pescadores australianos y a los miembros del Senado para buscar nuevas leyes que fuercen al sector hospitalario a mostrar mayor información para los consumidores.

David Ritter, presidente ejecutivo de Greenpeace, indicó que esto es un simple cambio que ha probado ser fácil de implementar en la UE.

“Todos nosotros debemos hablar de esto, cuando compras pescado debes conocer que especie es, de donde viene y como fue capturado” indicó Ritter al medio ABC.

“Y... en el mayor mercado del mundo para los alimentos de origen acuático en Europa, ellos ya han establecido regulaciones para el etiquetado el cual requiere aun más información de la que se brinda, así que sabemos que se puede hacer, conocemos que esto trabaja, y esto es lo que Australia necesita”.

Debate sobre los requerimientos de etiquetado

Hay varias opiniones sobre los requerimientos para el etiquetado. Algunos miembros de la industria quieren sólo etiquetar el país de origen, mientras que otros indican que etiquetar las especies de peces podrían generar alguna confusión para los consumidores.