Bangkok, Tailandia.- La industria camaronera espera recuperarse el próximo año, ahora que la epidemia del síndrome de la mortalidad temprana (EMS) ha sido reducida. Los productores han tenido éxito en ajustar sus prácticas de cultivo para reducir la incidencia del virus que afectó a la industria camaronera asiática en los últimos tres años.

El declaraciones al medio The Bangkok Post, la Thai Shrimp Association (TSA) pronosticó que la producción de camarón tailandés podría recuperarse y alcanzar una producción entre 250 000 a 300 000  toneladas en el 2015, con exportaciones de 180 000 a 200 000 t.

“Los precios probablemente permanezcan estables el próximo año, la demanda global por camarón es amplia” manifestó el presidente Somsak Paeetatyasai.

Somsak también dijo que se espera que la industria camaronera culmine el año con una producción de sólo 230 000 t debido al EMS, con exportaciones de sólo 150 000 a 160 000, y con un valor de 60 billones de baht.

En los primeros 10 meses de este año, Tailandia exportó 130 000 t, un 26% menor a los registrado durante el año anterior; no obstante, en términos de valor la disminución fue de sólo 8%.

El EMS fue detectado por primera vez en una granja camaronera en China en el año 2009, luego se traslado a Vietnam y posteriormente se diseminó en Tailandia a mediados del año 2012.

El brote ha dañado severamente la industria camaronera tailandesa y las exportaciones de los productos relacionados. Antes de la enfermedad, Tailandia producía de 500 000 a 600 000 t de camarón por año.

Somsak indicó que Tailandia tendría que monitorear la situación después de la culminación, el primero de enero del 2015, de los privilegios arancelarios otorgados por la UE bajo el Sistema Generalizado de Preferencias. Para esa fecha, la tasa arancelaria de la UE sobre el camarón tailandes se triplicará a 12%, debilitando la competitividad del camarón.

Para disminuir el impacto, la TSA esta solicitando que el gobierno acelere las conversaciones para el libre comercio con la UE, y que afronte el problema del tráfico de personas.