La Paz, Bolivia.- Bolivia y Perú firmaron este viernes un convenio para reactivar la planta de procesamiento de truchas de Inca Chaca y beneficiar las actividades piscícolas de comunidades del Lago Titicaca, que conecta a ambas naciones vía lacustre.

Los encargados de firmar el acuerdo fueron: el gobernador de La Paz, César Cocarico (en el caso de Bolivia); y el presidente de la Autoridad Binacional del Lago Titicaca (ALT), Alfredo Mamani.

"Se ha construido una planta procesadora de truchas que ha dejado de funcionar, tenemos la necesidad de que esa planta vuelva a funcionar. Es cierto que tenemos con relación al Perú muy disminuida (producción) de trucha, pero la planta procesadora constituye una capacidad económica de esas comunidades", explicó Cocarico.

El acto se realizó en instalaciones de la Gobernación de La Paz y contó con la participación de la embajadora de Perú en Bolivia, Silvia Alfaro. Cocarico señaló que el fin del convenio es brindar apoyo técnico y operativo para promover e incentivar el comercio de la trucha con valor agregado.

El Gobierno paceño entregó a la embajadora del Perú el reconocimiento del grado "Tiwanaku", en agradecimiento por la colaboración en Bolivia, tras el fin de su gestión. En retribución, Alfaro  agradeció el reconocimiento y aseguró que extrañará Bolivia.

"Recordamos con el señor Gobernador lo mucho que hemos trabajado para afianzar nuestra relación en la zona fronteriza altiplánica, el motivo principal de nuestra labor es conectar de una manera primero humana y luego logística los departamentos de Puno y La Paz", finalizó.