Australia.- La industria de acuarios esta celebrando una pequeña victoria debido a que el Department of Agriculture dejo de introducir una nueva prueba para los peces ornamentales importados. El jueves, el departamento escribió a la  Pet Industry Association of Australia (PIAA) anunciando que el nuevo requerimiento entrará en efecto el 1 de marzo.

Los requerimientos propuestos estipulaban que los peces de las familias del gurami, cíclidos y poecílido, que incluyen a los peces que luchan, peces paraíso y pez ángel, deben ser evaluados para un subgrupo de Megalocytivirus llamado Iridovirus gurami, previo a su exportación a Australia.

Actualmente, la única opción para la prueba se llama prueba por lote, en el cual una muestra de cada embarque de peces es sacrificado para luego determinar la presencia del virus. Si la prueba es negativa, los peces remanentes serán liberados para su embarque.

Chris Rout, dueño de Boronia Aquarium, dijo que los precios aumentarán dramáticamente o los peces simplemente no serán solicitados cuando los cambios surtan efecto. Rout manifestó que esto conducirá a una considerable degradación de la calidad de los peces en Australia y a una menor disposición de especies exóticas.

Australia es único país que requiere de una prueba letal para determinar la presencia de un virus en los peces de acuario, manifestó el veterinario Dr. Robert Jones.

Las pruebas por lote se basan en las estadísticas. Por ejemplo, si quieres importar 20 peces, 19 necesitan ser sacrificados y si ellos dan negativo en las pruebas, el remanente puede ser importado. Para que sean importados 100 peces, entre 43 y 67 serían sacrificados. Para importar 1000 peces, de 55 a 136 peces serían sacrificados.

Las estimaciones iniciales sugieren que cada prueba de lote, no importa la especie de pez, costará $2000 al minorista, lo que volverá a los peces cuatro veces más caros para los consumidores, dijo el Dr. Jones.

Un portavoz del departamento dijo que ellos evaluaron que la prueba por lote tienen un costo alto y no es práctico, por lo cual ellos han encargado a los países exportadores la realización de monitoreo de las poblaciones, lo cual toma más tiempo.

“Hemos recibido información de que un laboratorio en uno de los países exportadores ha iniciado un proyecto de investigación para desarrollar un prueba no letal adecuada con propósitos de certificación” indicó el portavoz.

“El departamento esta fortaleciendo del desarrollo de otros métodos, por ejemplo la biopsia del tejido branquial y el muestreo de las heces” destacó el portavoz en declaraciones al medio ABC.

Sin embargo, el Dr. Jones manifestó que alternativas como la biopsia de las branquias son difíciles de implementar para los peces ornamentales debido a que algunas especies sólo tienen tres centímetros de longitud.

Postergación de la implementación

El departamento dijo que ellos decidieron postergar las nuevas condiciones de importación debido al requerimiento de los socios comerciales internacionales y la industria de acuarios de Australia, que expresaron sus preocupaciones por el establecimiento de las nuevas pruebas de laboratorio y la potencial interrupción en el comercio.