Tegucigalpa, Honduras (El Heraldo).- La industria acuícola de Honduras comenzará en los próximos días la cosecha del primer ciclo del año 2015.

No obstante, los bajos precios en el mercado internacional han comenzado a generar preocupación en los productores y exportadores de camarón que operan en los departamentos de Choluteca y Valle.

Víctor Wilson, presidente de la Asociación Nacional de Acuicultores de Honduras (Andah), dice que la caída por libra, en promedio, es de 1.50 dólares, en la presentación 40/41 cola.

Para marzo 2014-2015, el precio de la libra bajó de 5.36 a 3.78 dólares, o sea 1.58 dólares menos.La camaricultura hondureña ha comenzado este año con bajos precios. En enero de 2014, el precio por libra de la presentación 40/41 fue de 5.32 dólares, en febrero subió a 5.40 y en marzo cayó a 5.36 dólares.

Los resultados durante el transcurso de 2015 son menores, en enero pasado el precio internacional fue de 3.85 dólares por libra, en febrero se mantuvo pero este mes ha bajado a 3.78 dólares.Para abril del año pasado, cuando se comienza con la cosecha de camarón en la zona sur del país, el precio por libra fue de 5.25 dólares, valor que este año será difícil de alcanzar.

Ese panorama es lo que mantiene en alerta a los productores y exportadores, quienes esperaban una recuperación del precio internacional, el que desde mayo de 2014 comenzó a observar una caída.

El año pasado, el precio mínimo fue de 3.90 dólares la libra y 5.40 el máximo, de acuerdo con datos estadísticos de la Asociación Nacional de Acuicultores de Honduras.ImpactoLos bajos precios del camarón cosechado en Choluteca y Valle tendrán un impacto directo en las divisas generadas por la industria acuícola nacional.

El valor exportado en 2014 fue de 252 millones de dólares, mayor que los 230.9 millones de 2013, lo que se explicó por un mayor volumen comercializado, según cifras del Banco Central de Honduras.

Para este año, la Andah considera que el volumen exportado puede oscilar entre 67 y 70 millones de libras, similar al comportamiento registrado el año anterior.

No obstante, la generación de divisas puede observar una fuerte caída, la que puede oscilar entre 50 y 70 millones de dólares si los precios internacionales no mejoran en el transcurso de 2015.