Valparaíso, Chile.- Entre el 21 y 23 de abril se desarrolló en la ciudad de Bruselas, Bélgica, una nueva versión de la feria de productos del mar más grande de Europa, la Seafood Expo Global, en la que Chile participó con un pabellón de 20 empresas de productos como salmón, mejillones y otros pescados y mariscos.

Este año ProChile, con el apoyo técnico de la Subsecretaría de Pesca y Acuicultura, invitó a los representantes de Juan Fernández como un ejemplo destacable en cuanto a certificación en sustentabilidad, ya que para el mercado europeo es muy importante que los productos del mar que se encuentran certificados  y esta es la primera pesquería de Latinoamérica en recibir la certificación MSC, como explica el Subdirector de ProChile, Rafael Sabat.
 
“Los compradores extranjeros de productos chilenos aprecian la estabilidad política y económica del país, su moderna infraestructura y su logística en exportaciones, junto a su extensa red de 24 Tratados de Libre Comercio con 63 economías. La industria de productos del mar de Chile provee de alta calidad, productos sanos, basados en excelentes condiciones medioambientales y sanitarias.  Es por eso que en esta versión de Seafood Expo Global hemos querido apoyar a los pescadores artesanales de langosta de Juan Fernández, quienes obtuvieron de la certificación MSC para su producto, donde se reconoce sus 120 años de manejo sustentable, pero además, les abre nuevos mercados que exigen productos certificados en sustentabilidad. Para ProChile es un gran honor apoyarlos en la búsqueda de nuevos destinos para sus exportaciones”, destacó Sabat.
 
Durante la feria la delegación de Juan Fernández, compuesta por Alberto Vergara, tesorero del sindicato de pescadores artesanales de Juan Fernández, y Pablo Manríquez, asesor productivo del sindicato e investigador del seguimiento de la pesquería, tuvo diversas reuniones con posibles importadores a fin de diversificar el mercado.
 
Langosta de Juan Fernández
 
A principio de 2015 los pescadores artesanales de langosta provenientes del Archipiélago de Juan Fernández consiguieron la certificación del Marine Stewardship Council (MSC), que reconoce los 120 años de manejo sustentable llevado a cabo por esta pequeña, pero emblemática comunidad de pescadores, que incluye a las islas de Robinson Crusoe, Santa Clara y Alejandro Selkirk en el Archipiélago de Juan Fernández, y las Islas Desventuradas en el norte.
 
Para lograrlo, Intertek Fisheries Certification (IFC), un certificador independiente acreditado, evaluó esta pesquería bajo el estándar del MSC. Durante el proceso se revisaron en detalle los tres principios del estándar de pesquería del MSC: el estado de las poblaciones de peces, el impacto de la pesquería sobre el ecosistema marino y el sistema de gestión que supervisa la pesquería. Este proceso fue financiado por la Subsecretaría de Pesca y Acuicultura que financió la evaluación.
 
Alberto Vergara y Pablo Manríquez, representantes de la comunidad pesquera artesanal Juan Fernández, señalaron que “obtener esta certificación es el reconocimiento a las prácticas sustentables que hemos tenido desde que comenzamos con este trabajo. Los elementos más importantes son el manejo tradicional de los recursos, el uso amigable del medioambiente y los esfuerzos colaborativos por trabajar en pro de una industria ejemplar para el uso de los recursos marinos”.
 
El éxito del trabajo que realizan los pescadores artesanales de Juan Fernández, reside en temas como que solo pesquerías artesanales residentes de la isla pueden capturar langostas en el área, además, sólo se puede usar un número determinado de trampas al día, sólo se pueden capturar langostas cuyo caparazón mida 115 milímetros, y la temporada se cierra todos los años por 4 meses y medios, entre otros.
 
En cuanto a las exportaciones, en 2014 los envíos totales alcanzaron los US$ 2.8 millones. Los principales mercados para la Langosta de Juan Fernández son China, Italia, Francia y Hong Kong.