Noruega.- La industria de la acuicultura está dispuesta a crecer, y los gobiernos de todos los colores políticos apoyan este deseo. Una nueva investigación muestra, sin embargo, que la administración pública y el marco regulatorio deben mejorar si la industria quiere crecer.

Los objetivos políticos no son suficientes para lograr las condiciones requeridas para que la acuicultura noruega crezca. Las Leyes, ordenanzas y regulaciones constituyen condiciones importantes dentro de la cual la industria debe funcionar. Los científicos de Nofima, UiT The Arctic University of Norway, la University of Stavanger, y la Norwegian University of Science and Technology han estudiado esta estructura y han descubierto varios aspectos de la administración que deben ser mejorados. El informe detalla los principales desafíos que deben ser enfrentados para alcanzar el crecimiento sustentable en la industria acuícola.

Una visión estrecha de la sostenibilidad

“La administración de la industria acuícola se concentra únicamente en la sustentabilidad ambiental, y la atención esta enfocada en pocos parámetros ambientales. Con el fin de lograr el objetivo del desarrollo sostenible, la sustentabilidad social y económica debe ser incluida” dijo el científico principal Otto Andreassen de Nofima.

El concepto de sostenibilidad se apoya en tres pilares: la sostenibilidad ambiental, económica y social. Los tres deben ser considerados para que el crecimiento de la industria sea sostenible.

“Los sistemas actuales no pueden ponderar los intereses diversos en una forma integral. Puede que sea la decisión correcta desde el punto de vista ambiental en no permitir que una instalación de acuicultura se establezca en un lugar determinado, pero una evaluación global también debe tener en cuenta las oportunidades de empleo, la propagación de enfermedades, y el desarrollo de la industria puede apoyar el establecimiento de otras instalaciones” explicó el director del proyecto Roy Robertsen.

Requisitos más estrictos para la acuicultura

El informe puntualiza los requerimientos de sostenibilidad más estrictos establecidos para la industria acuícola, en comparación con otras industrias basadas en recursos naturales.

“Las consideraciones ambientales solo son la base para el crecimiento en esta industria. ¿Qué pasaría si lo mismo se aplicará a otras industrias basadas en los recursos, como la industria petrolera, la agricultura, la pesca y la minería?” pregunta Andreassen.

El científico señala que la huella dejada por la agricultura, el paisaje cultural en Noruega, es ampliamente aceptada, y recursos significativos se invierten para preservarlo. La huella de la industria acuícola es aceptada en mucho menor grado que en las otras industrias.

“Creemos que las diferentes formas de definir que es sostenible en las diferentes industrias conduce a una situación de competencia sesgada y negativa. Los políticos deben considerar el uso de más principios de sostenibilidad para todas las industrias de alimentos y basados en los recursos naturales” dijo Andreassen.

El informe es parte de un proyecto de la Norwegian Seafood Research Fund (FHF). El propósito del proyecto es establecer sugerencias para la simplificación de las actuales regulaciones y como deben ser aplicadas.

Contacto:
Otto Andreassen
Senior Scientist
Tlf: +47 77 62 91 30
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Roy Robertsen
Senior Scientist
Tlf: +47 77 62 91 70
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.