Fujian, China.- Aunque Japón, China, Corea del Sur y Taiwán han acordado de forma no oficial reducir la producción de anguila japonesa (una especie en peligro) en 20% durante este año, el cultivo de anguilas en China esta creciendo aun más rápido que antes.

El acuerdo, alcanzado en una conferencia no oficial sobre anguilas, tuvo como objetivo el proteger a las anguilas japonesas jóvenes, que son capturados en la naturaleza para comercializarlos a los cultivadores.

“La limitación del volumen de cultivo no es realista” dijo un productor de anguila en Fuqing. “Vamos a hacer más dinero con las anguilas”.

Su empresa gestiona seis granjas de anguilas en el sur de china. El año pasado, las granjas produjeron 5000 toneladas de anguilas, con ingresos de cerca de 400 millones de yuanes. La compañía inició la construcción de otra granja a gran escala, y planea incrementar su producción en el futuro.

El crecimiento de la demanda doméstica es uno de los factores detrás del incremento de la producción en China.

La mayoría de chinos no estaban familiarizados con la anguila como alimento, y era raro ver anguilas servidas en los hogares chinos. Sin embargo, las anguilas empezaron a ganar atención por su valor nutricional alrededor del año 2009 como resultado de las campañas publicitarias. La empresa en Fuqing exporta cerca del 50% de su producción a Japón y vende el resto en el mercado doméstico.

China informó en junio que la producción doméstica desde noviembre del año pasado fue significativamente menor. Un funcionario del Ministerio de Agricultura de China dijo que un incremento en el cultivo de anguilas es imposible debido a que las capturas de anguilas jóvenes para cultivo han venido disminuyendo. No obstante, el ministro indicó que la falta de estadísticas definitivas sobre el consumo doméstico hace que no se tenga una idea clara de la industria del cultivo de anguila.