Goldasht, Irán.- En las orillas del Mar Caspio, un ambicioso proyecto viene siendo implementado para producir un manjar caro que podría impulsar la economía de Irán debido a la flexibilización de las sanciones.

Irán, alguna vez el mayor exportador del mundo de una comida de lujo, vendió más de 40 toneladas de huevos de esturión en el año 2000. Las exportaciones cayeron a sólo 1.0 tonelada el año pasado debido a la disminución de las poblaciones de los peces y las sanciones económicas impuestas por las potencias mundiales en respuesta al programa nuclear de Irán, informó el medio Gulf News.

“Esperamos que como resultado de la interacción del gobierno iraní con el mundo, el camino se abrirá para que exportemos nuestros productos y traer divisas. No tiene ninguna diferencia a donde exportamos, EEUU o Europa” dijo Ishaq Islami, administrador de la Ghareh Boron Caviar Fish Farm en la villa costera de Goldasht.

La granja y otras dos instalaciones cercanas están criando medio millón de alevinos de esturión al año, para llenar su estanques.

Islami inició el proyecto de $100 millones en el año 2005, pero requiere de al menos 7 años para el esturión madure y produzca caviar.

La piscigranja tiene el objetivo de exportar 30 toneladas de caviar curados con sal y 2000 toneladas de carne de esturión en tres años. Islami esperar ingresos de $90 millones por año, basado en un precio promedio de $3000 por kilogramo de caviar. EEUU, Europa y Japón han sido tradicionalmente los mayores mercados de exportación de Irán.

“Nuestros ingresos anuales proyectados para el 2018 será igual al valor de dos días de exportaciones de crudo de Irán” manifestó Islami.

La producción de caviar esta contemplado con el plan de gobierno iraní para reducir la dependencia en los ingresos del petróleo y crear un amplio rango de exportaciones.

Flexibilización de sanciones

“Levantar las sanciones, específicamente las restricciones bancarias, facilitará las exportaciones de caviar y ayudará a que la industria prospere en Irán” dijo el analista de la industria Nasser Oktaei. “EEUU es obviamente uno de los mayores importadores de caviar en el mundo. Las exportaciones de caviar de Irán a EEUU, si se materializa, inyectará una nueva sangre a la industria y traerá mas divisas”.

Con 80 000 metros cuadrados la granja Ghareh Boron es una de las instalaciones que gestiona Islami para criar esturión, la cual es una especie amenazada por la sobrepesca, contaminación y sus lugares de desove. Estos factores contribuyen a la vasta disminución de las poblaciones de esturión en el mar Caspio, la fuente del 90% del caviar que se comercializa en el mundo.

Una prohibición temporal sobre el esturión silvestre fue impuesto en el 2001 en medio de temores de que la especie beluga se enfrenta a la extinción. Las exportaciones de caviar están ahora sujetas a cuotas, mientras que los cinco países en el mar Caspio han acordado extender la prohibición de la pesca comercial para permitir que las poblaciones silvestres se recuperen.