Washington, EEUU.- El uso de trabajadores migrantes en la cadena de abastecimiento de alimentos de origen acuático a conducido a condiciones de explotación que son equivalentes a trabajo forzado, según el informe de la National Guestworker Alliance (NGA).

El informe se basa en los hallazgos previos de las entrevistas realizados con 126 trabajadores del procesamiento de alimentos de origen acuático en New Bedford, Massachusetts, y un grupo de estudios de casos a profundidad, informó el medio The Guardian.

Con la finalidad de incrementar su competitividad en el mercado mundial, los procesadores de alimentos de origen acuático de EEUU viene incrementando su dependencia en la mano de obra temporal. Estos trabajadores incluyen visas de trabajo H-2B, así como trabajadores no documentados. NGA encontró que estos trabajadores no reportan el abuso en el trabajo debido a las amenazas de los empleadores.

Entre los indicadores de trabajo forzado detectados por NGA en la cadena de abastecimiento de EEUU fueron el abuso verbal, toques de queda, amenazas de denuncia a la autoridades de inmigración y un mal trato de los supervisores. Además los trabajadores encuestados informaron que no les pagan el sobretiempo, y les pagan menos de lo pactado.

Según el informe, la mayoría de trabajadores procesan vieiras y groundfish en las plantas en New Bedford. NGA también referenció a un informe del 2009 que encontró que cerca del 75% de los trabajadores de la industria de procesamiento de alimentos de origen acuático en la ciudad “fueron migrantes indocumentados, generalmente contactados a través de agencias”.

Puede descargar el informe: “Raising the Floor for Supply Chain Workers: Perspective from U.S. Seafood Supply Chains” en: http://asia.floorwage.org/workersvoices/reports/raising-the-floor-for-supply-chain-workers-perspective-from-u-s-seafood-supply-chains/view