San Petersburgo, Rusia.- Tras casi dos años de trabajo entre el Rosselkhoznadzor (Servicio Veterinario Ruso) y el Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura de Chile, la certificación electrónica para exportaciones pesqueras hacia el mercado euroasiático ingresó a su etapa final de desarrollo. Así lo informó en San Petersburgo el Director Nacional de Sernapesca, José Miguel Burgos, en el marco del Foro Económico Internacional que se desarrolló la semana pasada en esa ciudad.

Burgos recordó que esta iniciativa nació en junio del 2014 durante la Reunión de la Comisión Ruso-Chilena de Comercio y Cooperación Económica. En esa oportunidad, el Servicio Veterinario Ruso firmó un acuerdo de cooperación sobre certificación electrónica para productos pecuarios y pesqueros con el Servicio Agrícola y Ganadero (SAG) y el Sernapesca.

En la mesa de trabajo creada para materializar este proyecto, se acordó que la implementación sería por tipo de producto, para lo cual se comenzó a trabajar con los certificados de carnes de cerdo de Chile, emitidos por el SAG. Simultáneamente, Sernapesca comenzó a trabajar en el desarrollo y fortalecimiento de su plataforma SISCOMEX, a través de la cual emitirá su certificación electrónica.

En abril pasado, las tres instituciones acordaron que tras la puesta en marcha de la certificación electrónica para envíos de carne de cerdo, el paso siguiente sería incorporar a este sistema los certificados emitidos por Sernapesca para los salmónidos, los cuales serán enviados al SAG, para desde ahí ser destinados al Rosselkhoznadzor a través de una plataforma única.

El Director Nacional de Sernapesca explicó que esta entidad ya entregó una propuesta de certificación electrónica a su contraparte rusa, la que una vez aceptada permitirá a la industria salmonera nacional que exporta hacia la Unión Económica Euroasiática, migrar hacia el nuevo sistema y derivar la totalidad de los certificados bajo el estándar xml de certificación electrónica.

"Esto representaría reducir considerablemente los tiempos del proceso de certificación, y permite la comunicación directa entre las autoridades, elevando los estándares de seguridad de este trámite, lo cual resulta tremendamente sensible atendidos los recientes casos de falsificación documental que hemos conocido en la prensa local, los cuales si bien representan un porcentaje ínfimo dentro del enorme volumen de envíos que certificamos a todo el mundo, igualmente pueden afectar la imagen de nuestro país como exportador de alimentos de primer nivel y con los más altos estándares sanitarios", expresó Burgos.

Respecto de la plataforma SISCOMEX que permite la certificación electrónica, la autoridad chilena explicó que ya hay cinco empresas elaboradoras utilizando esta plataforma, mientras que otras diez empresas exportadoras de salmón se encuentran en proceso de incorporación en el corto plazo.

Durante el 2015 se exportaron a Rusia 69 mil 600 toneladas de recursos pesqueros, de las cuales más de 63 mil toneladas corresponden a envíos de salmónidos (salmón del atlántico, principalmente), todo por un valor superior a los 300 millones de dólares.