Lima, Perú.- De las 76 pequeñas empresas dedicadas a la producción de trucha que asesora Sierra y Selva Exportadora, 40 de ellas obtuvieron sus respectivas habilitaciones sanitarias, con lo cual podrán iniciar la comercialización de este producto en los mercados y supermercados de todo el país.

Esta entidad adscrita al Ministerio de Agricultura y Riego (Minagri), asesoró a estas organizaciones para obtener dicho certificado, las cuales provienen de 6 regiones  del país (Lima, Puno, Junín, Huancavelica, Ayacucho y Huánuco). Además existen 36 empresas más que están en camino a obtenerlo.

La habilitación sanitaria es otorgada por el Organismo Nacional de Sanidad Pesquera (Sanipes) del Ministerio de la Producción, luego que la empresa haya cumplido con los requisitos de las Buenas Prácticas Acuícolas e inocuidad alimentaria. Esta se renueva cada tres años y se entregan a las empresas que tienen una infraestructura eficiente, señalización (rotulado), manejo responsable de desechos, registro de producción y otros.

En esa línea, a través del Programa Nacional de Trucha se brindó asistencia técnica en esos aspectos, así como capacitaciones sobre costos de producción, enfermedades de la trucha, alimentación y nutrición, cosecha y post cosecha, y estado de pérdidas y ganancias.

Cabe mencionar que Sierra y Selva Exportadora también trabaja con el Fondo Nacional de Desarrollo Pesquero (Fondepes) para que los productores puedan acceder a créditos.

Esta entidad también ha impulsado el valor agregado en la trucha, elaborando productos al vacío como trucha entera eviscerada refrigerada, filete de trucha, nuggets de trucha. Incluso están apuntando a las hamburguesas de trucha, orientadas a un nuevo nicho de mercado.

El valor agregado le proporciona al producto una presentación de inocuidad que  hace más atractiva la adquisición del mismo, dándole como resultado ingresos que no tenían con el producto en bruto.