Lima, Perú (Andina).- El Presidente del Comité de Pesca y Acuicultura de la Sociedad Nacional de Industrias (SNI), Alfonso Miranda Eyzaguirre, expresó su optimismo por el inicio de las exportaciones del langostino peruano a China, por el gran tamaño de ese mercado.

“Desde que se ha conocido la noticia, potenciales compradores chinos han comenzado a contactar a las empresas peruanas para buscar proveedores”, subrayó.

Indicó que teniendo en cuenta que el potencial del mercado chino es muy grande,  “permitirá incrementar la producción” con la seguridad de que no se saturará a los clientes actuales.
 
Asimismo, sostuvo que el crecimiento de las exportaciones del langostino peruano va a depender del esfuerzo nacional. 

En ese sentido, refirió que durante el primer semestre del 2017 se puedan generar las relaciones comerciales y a partir del segundo semestre del próximo año, el mercado chino, comenzaría a tener una participación importante para las exportaciones del langostino provenientes del Perú.

Acuicultura

Por ello, dijo que la siguiente tarea es que los acuicultores continúen con el desarrollo del cultivo de otras especies en nuestro país a fin que tengan posibilidades de ingresar al país asiático.

“La actividad acuícola en nuestro país es muy pequeña, lo que debemos ver como una ventaja ya que tenemos mucho por aprender, hacer, desarrollar y crecer”,  indicó.

Sostuvo que la acuicultura es una actividad sostenible, amigable con el medio ambiente, renovable, inclusiva, intensiva en mano de obra,  que añade valor en la cadena productiva, que aporta seguridad alimenticia al país y genera divisas.

“Principalmente es descentralizada, eficiente en utilización de insumos, eficiente  en conversión alimenticia y con un mercado mundial demandante”, dijo.

Paiche

Asimismo, calificó de “una excelente noticia” la apertura del Paiche a cualquier mercado, y si se trata de China que es uno de los países más importantes del mundo, aún más.
 
Sin embargo, advirtió que se debe evitar la exportación de alevines a China u otros países, supuestamente con fines ornamentales.
 
“Podrían terminar siendo usados como reproductores para desarrollar la paichicultura y competir con nosotros”, puntualizó.