Moscú, Rusia.- Esta semana Rusia detuvo la aceptación de pescado fresco proveniente de Noruega debido a las violaciones de los estándares y normas de calidad. La prohibición no se ha ampliado al pescado congelado.

El Federal Veterinary and Phytosanitary Monitoring Service (Rosselkhoznadzor), dijo que ellos han descubierto salmonella, raíces de listeriosis y larvas vivas de lombrices en alimentos de origen acuático importados de Noruega.

“Hemos negociado con la Norwegian Food Safety Agency (Mattilsynet), pero no hemos alcanzado ningún acuerdo” dijo Aleksey Alekseenko representante de al medio Rosselkhoznadzor Gazeta.

Rosselkhoznadzor amenazó con detener el pescado fresco noruego hasta que Noruega cumpla con la legislación rusa. Si la prohibición se impone, el salmón y la trucha noruega baratos desaparecerán de las tiendas rusas, y serán reemplazados por pescado caro del Lejano Oeste.

“El lado noruego replicó nuestros reclamos con un pronunciamiento, que cuando el pescado sea cocido o frito todas las bacterias morirán. Pero no hay garantía de que los productos sean tratados con el calor. De ninguna manera estaría feliz de comer pescado con una larva de lombriz muerta” dijo Alekseenko.

Mientras que los expertos creen que Noruega no permitirá que la prohibición se de, debido a que Rusia sigue siendo uno de los principales mercados para sus productos pesqueros.

No es el primer reclamo sobre la calidad de los alimentos noruegos. El año pasado el servicio sanitario ruso detuvo la entrega de productos pesqueros de 15 empresas noruegas, aunque no impidió de que Rusia se convierta en el mayor importados de productos del mar noruegos.

En el 2011, Rusia importó cerca de 300 000 t de alimentos de origen acuático o el 10% del total de las exportaciones noruegas. El año pasado, Rusia compró 104 000 toneladas de salmón noruego.