Brasil.- Rondônia está viviendo una nueva fase de su historia, con un verdadero “boom” económico, proporcionado por el desarrollo de la piscicultura.


“En los últimos dos años esta actividad creció más de 300%, y hoy se destaca entre las tres principales de la agroeconómia rondoniense” destacó el superintendente federal de Pesca y Acuicultura en el Estado, Jenner Bezerra de Menezes.

De acuerdo con Agência de Defesa Sanitária Agrosilvopastorial do Estado de Rondônia (IDARON), aproximadamente ocho mil propiedades rurales en el estado tienen criaderos de peces. La actividad incluye desde cultivo más simples hasta los altamente tecnificados. Más del 80% de los cultivos son de pequeña escala, con menos de tres hectáreas de espejo de agua, según la Secretaria Estadual de Desenvolvimento Ambiental (SEDAM).

Además existen en el estado más de nueve mil hectáreas de espejo de agua en producción con las debidas licencias ambientales emitidas. Hasta el final de este año la producción de pescado deberá alcanzar las 50 mil toneladas, volumen superior a toda la producción acuícola de la región Norte en el 2010.

Expansión

Actualmente más del 90% de la producción de pescado en Rondônia es de la especie tambaqui (gamitana, cachama), nativa de la amazonia y con una carne altamente apreciada en toda la región Norte. El tambaqui es una especie rustica, que se adapta fácilmente a las condiciones del cultivo en la región.

El Gobierno Estatl y el Ministerio de Pesca y Acuicultura (MPA), de acuerdo con Jenner, quiere elevar la producción a 80 mil toneladas de pescado a finales del 2014.

Mercado

Aproximadamente el 80% de la actual producción de Rondônia se destina al Estado de Amazonas, en especial a la capital, Manaus, donde la población tiene en el pescado uno de sus principales ingredientes alimentarios.

En la actualidad los rondonienses tienen planes de abastecer de pescado al Centro-Oeste y las regiones Sudeste y Sur de Brasil. También está en la perspectiva la exploración de mercado andino a través de la Rodovia Transoceânica, que une el norte de Brasil con el océano Pacífico, donde existen los puertos para trasladar el producto a Asia.

Los productores de Rondônia también se preparan para criar y exporta el pirarucu o paiche (Arapaima gigas). En la actualidad, este es el único estado de la federación autorizado para exportar la especie, cuyo cultivo fue reglamentado a través de una instrucción normativa establecida en conjunto por el MPA y Instituto Brasileiro do Meio Ambiente e dos Recursos Naturais Renováveis (IBAMA), en el año 2011.