Sevilla, España.- La acuicultura marina andaluza comercializó durante el año pasado 7.687 toneladas de productos de engorde que han generado un volumen económico de 50,05 millones de euros. Estos datos suponen un incremento respecto a 2011 de un 2,3% en cuanto a toneladas y del 5,1% en la cifra de negocio. Asimismo, según el balance de 2012 de la Consejería de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente, estos incrementos han estado acompañados de una revalorización del precio medio, que asciende de 6,34 euros el kilo en 2011 a 6,51 el año pasado.

Estos datos constatan el aumento experimentado por esta actividad durante la última década, periodo en el que el sector ha incrementado un 21% la producción y un 62% en cuanto a facturación. En términos generales, la acuicultura marina ha crecido a un ritmo interanual del 2,3% y del 5,5% en ambos aspectos. En cuanto al precio, en estos diez años la producción se ha revalorizado un 34%, al pasar el precio medio de 4,87 euros el kilo a los 6,51 del año pasado.

En cuanto a la comercialización, durante el año pasado el engorde de peces ha sido la actividad más importante, ya que ha concentrado el 81,6% del tonelaje total comercializado, mientras que la facturación ha alcanzado el 94,1%. En segundo lugar se sitúa la cría de moluscos, con un 16,2% de la producción y en torno al 2,2% de cifra de negocio; seguido de los crustáceos, con el 2,1% del tonelaje y un 2,3% de los ingresos. El último lugar lo ocupa el cultivo de algas, que pese a representar sólo un 0,02% del volumen, consigue un 1,4% de la facturación acuícola marina regional de 2012.

Entre las principales especies cultivadas se encuentran la lubina y la dorada, que concentran en torno al 90% del total del tonelaje del engorde de peces. En el caso de la lubina, en 2012 se asentó como la primera producción acuícola andaluza, con 4.143 toneladas y una facturación de 29,4 millones de euros. En cuanto a la dorada, su producción superó las 1.284 toneladas con un valor comercial próximo a los 7,9 millones de euros.

Respecto a la producción de moluscos, 29 empresas andaluzas comercializaron 1.247 toneladas que alcanzaron un valor comercial de 1,12 millones de euros. Por especies, destaca el mejillón, con una producción cercana a los 1.116 toneladas y una facturación de 681.000 euros. En segundo lugar, con 68 toneladas y 131.284 euros se sitúa el ostión, seguido de la almeja japonesa, con 57 toneladas y 237.174 euros.

La producción de crustáceos, por su parte, está especializada en el cultivo del camarón y el langostino tigre. El primero es el que aporta la mayor cuantía de tonelaje acuícola regional, con 131 toneladas y 342.149 euros. Sin embargo, el langostino tigre, con 32 toneladas valoradas en 791.273 euros, acumula el 69,5% de las ventas de crustáceos cultivados en Andalucía.