México.- El impulso de proyectos de acuacultura en aguas interiores y en zonas costeras del país, contribuirá al incremento de la producción de alimentos con valor nutritivo al alcance de los consumidores, acorde con los objetivos nacionales de la Cruzada Contra el Hambre emprendida por el Gobierno Federal.

 
Al inaugurar los trabajos del segundo Encuentro Regional para el Intercambio de Innovaciones y Tecnologías Aplicadas en el Sector Pesquero y Acuícola 2015, organizado por el Instituto Nacional de Pesca (INAPESCA), en representación del titular de esta institución, el Doctor Pablo Arenas Fuentes, el Biólogo Pedro Antonio Ulloa Ramírez señaló que en México la producción pesquera se ha mantenido estable en los últimos años y que un porcentaje importante de productos provienen de la acuacultura.
 
Destacó que el aumento en la producción, derivada de la acuacultura, contribuiría también a incrementar el consumo per cápita de productos del mar, lo que impactaría favorablemente en la salud de los consumidores.
 
Ulloa Ramírez resaltó que la celebración de foros como este segundo encuentro, que se celebró en Mérida, Yucatán, contribuyen de manera fundamental al desarrollo del sector, porque en ellos participan actores de la pesca y la acuacultura para intercambiar información científica y tecnológica, así como experiencias y casos de éxito.
 
Recordó que el INAPESCA, institución con más de 50 años desarrollando investigaciones pesqueras y acuícolas, ha contribuido a ser el fundamento técnico para el aprovechamiento sustentable de los recursos pesqueros y acuícolas, con la elaboración de documentos que actualmente sirven de guía en el manejo de la pesca en el país, como es el caso de la Carta Nacional Pesquera.
 
Añadió que, conjuntamente con la Comisión Nacional de Acuacultura y Pesca (CONAPESCA), se trabaja de manera decisiva para lograr el buen aprovechamiento y conservación de los recursos del mar, tarea en la que intervienen los tres niveles de gobierno, sector productivo, así como instituciones académicas y organizaciones no gubernamentales interesadas en esta actividad, lo que propicia mejores estrategias de manejo, aprovechamiento y conservación de las pesquerías del país.
 
Refirió que de la producción nacional el 80% de ésta se encuentra concentrada en cuatro estados del país de la región noroeste, Baja California, Baja California Sur, Sonora y Sinaloa, tanto en la Costa Occidental de la Península de Baja California como dentro del Golfo de California, con recursos pelágicos masivos como sardina, calamar, atún, así también otras especies como camarón, escama y moluscos bivalvos.
 
El 20% restante, precisó, se encuentra en el resto del país, lo que indica dónde debemos de dirigir  nuestros esfuerzos de investigación para fomentar el desarrollo de la pesca y particularmente de la acuacultura.
 
Abundó que la región del sureste del territorio nacional tiene un enorme potencial de desarrollo en torno de la  acuacultura por tener el principal componente de esta actividad que es el agua, a diferencia del norte del país, lo que hace necesario realizar proyectos acuícolas sobre especies susceptibles de cultivo en la región, tales como tilapia, langostinos, pargos, pulpo, caracol rosado, robalo, entre otros.
 
Los Encuentros Regionales para el Intercambio de Innovaciones y Tecnologías Aplicadas en el Sector Pesquero y Acuícola 2015, tienen el objetivo de promover mayor productividad para alcanzar el máximo potencial de estos sectores generadores de alimentos. La tercera edición se realizará los próximos días 24 y 25 de febrero, en el puerto de Mazatlán, Sinaloa.