Lima, Perú.- Luego de recibir los sustentos científicos del Instituto del Mar del Perú (IMARPE), el Ministerio de la Producción (Produce) decidió abrir la segunda temporada de pesca industrial de anchoveta 2015 en la zona Centro-Norte del mar peruano, fijando una cuota máxima de captura de un millón ciento diez mil toneladas (1.11 millones TN). Cabe indicar que en la primera temporada en esta zona del mar peruano la cuota ascendió a 2.53 millones de TN.

La Resolución Ministerial N° 369-2015-PRODUCE, publicado hoy, indica que la temporada se iniciará el 17 de noviembre (noveno día hábil) y culminará el 31 de enero del 2016.

El informe de IMARPE denominado “Informe complementario sobre la situación del stock norte-centro de la anchoveta a noviembre de 2015”, recomienda abrir la segunda temporada a partir de la segunda semana de noviembre. Asimismo, recomienda un monitoreo estricto del recurso que permita adoptar medidas precautorias inmediatas para su preservación. También recomienda un límite máximo de captura total permisible que no supere los 1.11 millones de TN que, considerando una biomasa de 6.07 millones de TN, permitiría conservar en stock cerca de 5 millones de TN de biomasa desovante remanente, fundamental para una renovación sostenible del recurso.

IMARPE señala que en el primer Crucero de setiembre, a pesar que la biomasa esperada para la segunda temporada era de 6.48 millones de TN, la biomasa observada ascendió a 3.08 millones de TN. Dicha brecha se explicó principalmente por la migración de la anchoveta y por posibles sesgos en la estimación debido a cambios en el comportamiento y distribución del recurso. Por ello, recomendó en ese momento realizar nuevas mediciones. El informe señala que la última exploración acústica de fines de octubre arrojó una biomasa de 6.07 millones de TN encontrando mejoras en las condiciones ambientales en el mar.

TRES MEDICIONES

El Ministro de la Producción, Piero Ghezzi, señaló que dada las condiciones anómalas y cambiantes del mar por la presencia de El Niño de magnitud fuerte, su despacho priorizó contar con la mayor cantidad de evidencias científicas antes de tomar una decisión. “No era suficiente tener una sola medición, ni era responsable tomar decisiones sin contar con la mayor información científica posible”, puntualizó.

Explicó que debido a ello IMARPE realizó hasta tres exploraciones en el mar que son considerados métodos de evaluación directas: a) El crucero de evaluación hidroacústica 1508-10 (realizado del 18 de agosto al 05 de octubre); b) La operación Eureka LXVIII (realizado el 19 y 20 de octubre) y c) La operación de exploración acústica conjunta (realizado del 24 al 28 de octubre).

Adicionalmente, explicó que IMARPE utilizó métodos indirectos de medición como el estudio de balance poblacional de la anchoveta y el estudio de análisis comparativo de las evaluaciones acústicas de verano e invierno desde 1997 al 2015.

“La situación exigía ser mucho más exigentes y más rigurosos con la medición. Por ello, todas las herramientas en su conjunto le han permitido al IMARPE enriquecer su informe final y ganar mayor credibilidad”, puntualizó Ghezzi al destacar que es la primera vez que se hace en el Perú una medición tan integral.

El ministro agregó que los métodos y las formas de medición tienen que ir perfeccionándose, tomando en cuenta la compleja realidad. “Creo que IMARPE ha hecho un buen trabajo pues ha sabido perfeccionar, mejorar y enriquecer sus métodos, que han sido para nosotros de muchísima utilidad para tomar decisiones con el mayor rigor científico y reduciendo los sesgos en la medición”, puntualizó.

Para descargar el “Informe complementario sobre la situación del stock norte-centro de la anchoveta a noviembre de 2015”.