Saigon, Vietnam.- Los peces ornamentales contribuyen con solo US$12 millones a los US$6500 millones de exportaciones de alimentos de origen acuático por año, aunque Vietnam tiene condiciones naturales adecuadas para desarrollar esta industria.

Según FAO, el valor de las exportaciones de peces ornamentales crecen a una tasa anual de 14% y con un valor mundial de US$15 000 millones. Los principales exportadores incluyen a Singapur, Japón y Hong kong (China) indicó el medio Saigon Daily.

Vietnam tiene condiciones naturales para la crianza de peces ornamentales como el clima tropical, fuentes de aguas y diversos ríos y canales. Casí todas las especies de peces ornamentales que existen en el mundo pueden vivir en Vietnam, especialmente en la región del Delta del Mekong, dijeron los expertos.

Vietnam cuenta con cerca de 505 establecimientos de producción de peces ornamentales, proveyendo 104 millones de peces por año, el 96% de estos provienen de HCMC.

Vietnam exporta 60 especies de peces ornamentales a 47 naciones, el 71% a la UE, 11.2% a EEUU y América, y el 17.5% a Asia, principalmente a Japón, Taiwán, Australia y Singapur. Sin embargo, la industria de los peces ornamentales esta poco desarrollada debido a que el cultivo no es continúo.

Además, hay muchos problemas con la crianza de peces, dijo Le Huu Thien, director general de Thien Duc Ornamental Creature Corporation en el distrito de Cu Chi, HCMC. Algunas especies vienen siendo criadas por década en otros países, pero las empresas vietnamitas han empezado a importar sus peces para criarlos localmente. Por consiguiente, muchas especies de peces ornamentales no han sido incluidos en las listas de importación y se les impone altas tarifas como a los peces comerciales.

Pequeños camarones ornamentales vienen siendo importados para su crianza en Indonesia, Tailandia y Singapur, pero Vietnam los ha prohibido.

Los productores no cumplen con las barreras técnicas impuestas por UE y EEUU, tomando un par de años para cumplir los requerimientos mientras que sus viejos clientes cambian a proveedores de otros países, indicó el empresario.