Roma, Italia.- Después de años de incremento en las exportaciones de alimentos de origen acuático, los valores del comercio mundial se están contrayendo. Según Globefish, las razones para esto podrían ser la debilidad de los mercados claves emergentes, los menores precios para un número importante de especies y la cancelación de la segunda temporada de pesca de anchoveta en el Perú durante el año 2014.

Sin embargo, la principal razón de esta disminución es el fortalecimiento del dólar estadounidense con respecto a otras monedas, particularmente con respecto a los principales exportadores de alimentos de origen acuático como la UE, Noruega y China.

El año 2015 sigue registrando un crecimiento en los volúmenes comercializados debido a que se mantiene la tendencia a la alza en el consumo mundial de pescado, pero a un menor ritmo. Las actuales proyecciones para el consumo per cápita es de 20.1 kg para el año 2015, 0.1 kilogramo más alto a lo registrado en el año 2014. La proporción de pescado de cultivo en este total se ha incrementado nuevamente este año. Se estima que la producción global de pescado crezca en 2.6% este año, con un incremento de 5% en la producción de la acuicultura, lo que refleja una continuidad de la tendencia a largo plazo.

Principales mercados

EEUU se mantiene como el principal mercado para los alimentos de origen acuático durante el 2015, impulsado por el crecimiento económico y la recuperación del poder de compra de los importadores. Los compradores de EEUU son capaces de aprovechar los bajos precios para el camarón, el atún, el salmón chileno y la tilapia.

La demanda en la UE se mantiene estable, mientras que las importaciones japonesas han sido impactadas por un yen débil. Los principales mercados emergentes, particularmente Rusia y Brasil, también vienen siendo afectado por la depreciación de las monedas y las dificultades económicas que vienen afectando la capacidad de gasto de los consumidores. Para Rusia, aun se mantienen los desafíos para abastecer los mercados domésticos de alimentos de origen acuático después de extender la decisión del embargo de alimentos hasta inicios del 2016.

Países productores

Noruega continua beneficiándose de los buenos precios para el bacalao y el salmón a pesar de la ausencia del importante mercado ruso, mientras que el procesamiento de pescado blanco en China se esta reduciendo este año debido a las menores capturas. A pesar de una corta recuperación en los precios de las materias primas en octubre, la industria del atún continua viendo márgenes bajos por el exceso de capturas de la flota atunera mundial, aunque los precios de los combustibles están proveyendo un alivio en términos de costos.

En el mercado del salmón, hay una aguda divergencia en las ganancias de los exportadores noruegos y chilenos, debido a la pérdida de contratos de abastecimientos con las grandes cadenas minoristas en EEUU, quienes están empezando a mirar a Noruega y Canadá para satisfacer la demanda por salmón de cultivo.

Por otro lado, los productores de camarón mantienen la esperanza de revertir la disminución sustancial de los precios en el 2015. Para los pescadores de pelágicos pequeños, las poblaciones de arenque y caballa son buenos en el Atlántico Norte, pero la prohibición de comercio ruso continua creando algunas turbulencias en el mercado.