El Boletín Mensual No 10 de European Market Observatory for Fisheries and Aquaculture Products (EUMOFA) analiza el impacto de la prohibición de importación rusa sobre el comercio de alimentos de origen acuático, y el consumo de caballa y trucha arcoíris en el mercado europeo.

Impacto del embargo ruso

El embargo ruso sobre ciertos alimentos provenientes de la UE, Noruega, EEUU, Canadá y Australia se extendió en agosto del 2015 por un año más. El principal impacto ha sido la diversificación del comercio en el mercado de la UE, llevando a menores precios.

Las exportaciones de Noruega, el mayor proveedor de salmón, trucha y arenque a Rusia, han sido seriamente afectadas por las prohibición. En la UE, los principales países afectados son Estonia, Finlandia, Reino Unido, Dinamarca e Irlanda.

Rusia redujo en 40% sus importaciones de productos frescos y congelados, debido a que las importaciones de otras fuentes no pueden compensar la disminución causada por la prohibición. El mayor efecto se da en las especies de salmónidos y pelágicos, pero también especies como camarón, tilapia y hake han experimentado una considerable disminución en volumen.

Trucha arcoíris

La trucha arcoíris (Oncorhynchus mykiss) es la especie líder de agua dulce de cultivo en Europa. Casi toda la trucha en el mercado de la UE proviene de cultivo, y es cultivada en casi todos los países europeos.

Los principales productores de trucha arcoíris son Italia, Francia y Dinamarca. La trucha se encuentra disponible todo el año y es consumida típicamente en porciones de 200-300 gramos.

Puede descargar el EUMOFA No 10/2015 aquí.
http://www.eumofa.eu/documents/20178/22933/Monthly+Highlights+-+No.10-2015.pdf/0b7f47ed-18c6-43eb-a485-94069f495db4