México tiene una enorme vocación pesquera y acuícola y un potencial que con el esforzado trabajo de los productores ya ofrecen como resultado el que avanzamos un digito en la producción internacional del sector, al pasar del lugar 17 al sitio 16 durante la presente Administración Federal, anunció el comisionado nacional de Acuacultura y Pesca, Mario Aguilar Sánchez.

Las políticas públicas puestas en marcha y la participación del sector privado y social cooperativo eficaz de productores y acuacultores han posibilitado que, en la categorización de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), del 2012 a la fecha pasáramos del lugar 17 como país productor de pescados y mariscos al número 16, puntualizó durante su intervención en el primer foro “Fortalecimiento de la participación social en la política pública pesquera”.

Crecer en un lapso corto, como lo hemos hecho, es un resultado del trabajo de los pescadores y acuacultores de los sectores social y privado que tenemos en el país, subrayó en el encuentro organizado por la Comisión de Pesca y Acuacultura del Senado de la República

El titular de la Comisión Nacional de Acuacultura y Pesca (CONAPESCA) refirió que pesquerías como la del pulpo también nos han situado, de manera competitiva, en los mercados internacionales de producción debido a que estamos colocados en el cuarto lugar de producción de esta especie.

Mario Aguilar Sánchez abundó que, como resultado del sector pesquero con la participación incluyente de cooperativistas del sector social, en la presente administración también se ha logrado la producción promedio anual nacional de un millón 750 mil toneladas de pescados y mariscos.

Además, la acuacultura registró una tasa media de crecimiento anual de 15.15 por ciento, “cifra superior a la media mundial que es del orden del seis por ciento”, agregó el comisionado en el encuentro organizado por el Senado de la República en el que también participaron el oficial principal de Pesca y Acuacultura de la FAO, Alejandro Flores Nava, y los presidentes de las comisiones de Pesca del Senado, Francisco Salvador López Brito, y de Pesca y Acuacultura de la Cámara de Diputados, Próspero Manuel Ibarra.

Otro avance en la administración del Presidente Enrique Peña Nieto es el incremento de 2.5 kilogramos en el consumo per cápita anual de pescados y mariscos, lo que nos sitúa a sólo 600 gramos de la meta de la presente gestión federal a la mitad del período, refirió Aguilar Sánchez.

El comisionado precisó además que, con base en los reportes del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), en 2013 el Producto Interno Bruto pesquero tuvo un crecimiento real del cinco por ciento y en 2014 del nueve por ciento, lo que colocó al subsector en el liderazgo en el crecimiento de las actividades primarias.

Estos resultados nos evidencian que cuando se le invierte al sector, con inteligencia, políticas públicas y acompañamiento social e institucional oportuno, se logra un recurso rentable, el desarrollo regional del país, beneficio para las familias de los más de 300 mil productores y en las economías y mejor salud de los consumidores.

“No es casualidad que países nórdicos en la medida que han incrementado el consumo de sus productos, han logrado reducir y descender el gasto en salud social. De ahí que nuestro sector avance mucho más allá de lo que aparentemente representa el desarrollo de 300 mil familias”, enfatizó.

En la inauguración del encuentro participaron también el director general del Instituto Nacional de Pesca (INAPESCA), Pablo Arenas Fuentes, la senadora y secretaria de la Comisión de Pesca, Diva Gastélum, la diputada parlamentaria de Costa Rica, Marlene Madrigal, y la directora del Instituto de Ciencias del Mar de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Elva Escobar Briones.

Además, el presidente de la Confederación Mexicana de Cooperativas Pesqueras (CONMECOOP), José Jesús Camacho Osuna, y representantes de la CONACOOP y de la CANAINPESCA, así como de agrupaciones de la sociedad civil y el sector académico, entre otros.