Chile.- El cultivo del alga roja Chicorea de Mar en áreas de manejo y explotación de recursos bentónicos (AMERB) es una innovación a nivel nacional que nuestra Universidad está implementando gracias al apoyo de Corfo, el Sindicato de Trabajadores Independientes Buzos Orilleros de Taltal (Buzorital) y la Municipalidad de esa localidad.

La Chicorea de Mar, además de ser demandada para extracción de sustancias de uso farmacológico y cosmético, es utilizada como alimento humano directo en preparaciones de platos marinos populares y gourmet.  Esta alga se encuentra desde la localidad de Paita, en el Perú, hasta la Isla Grande de Chiloé, en territorio chileno, siendo un recurso escaso debido a su sobreexplotación, especialmente en la zona norte del país.

El proyecto posee tres ejes: pertinente, replicable y destacable. Es pertinente su cultivo porque se relaciona con la necesidad de rentabilizar las AMERB que hoy explotan las poblaciones y praderas naturales del fondo marino; siendo la acuicultura a pequeña escala una innovación que mejorará la competitividad de las organizaciones de pescadores, además de crear condiciones para la tecnificación del oficio.

“Realizar acuicultura con algas, y especialmente con Chicorea de Mar, tiene una pertinencia tecnológica única, dado que su tecnología de producción ha sido desarrollada en nuestra Casa de Estudios. Esta condición permite ser transferida en forma sencilla, para que sea adoptada por los pescadores”, expresó el Dr. Juan Macchiavello Armengol, investigador de la Facultad de Ciencias del Mar de la UCN y Director del proyecto.

Asimismo, la iniciativa es replicable, ya que esta herramienta de diversificación productiva para el desarrollo de la acuicultura a pequeña escala se transforma en un catalizador que puede generar condiciones óptimas para el funcionamiento real de las AMERB y avanzar en el fortalecimiento de la seguridad alimentaria de la región.

Y finalmente destacable, dado que realizar cultivos de Chicorea de Mar mejora la biodiversidad del medio marino, debido a que este recurso biológico, además de participar en el proceso de captura de nutrientes del medio, permite absorber los gases del efecto invernadero.

RECURSO SUSTENTABLE

Para el Dr. Macchiavello, “el cultivo de Chicorea desarrollado en Taltal por pescadores artesanales y la UCN es el comienzo de un proceso donde Corfo y el Gobierno Regional (Gore) han apostado a mejorar la sustentabilidad de los medios de vida de los pescadores, mediante el cultivo del alga como una especie con potencialidades para mejorar además los ecosistemas marinos”.

Para la Dra. María Cecilia Hernandez, Vicerrectora de Investigación y Desarrollo Tecnológico de la UCN, este proyecto es importante, “porque nos permite diversificar la producción regional, del mismo modo que se puede potenciar y ganar experiencia en este sector”. Además, expresó que estas instancias permiten que la Universidad ayude a comunidades con las cuales no se acostumbra a trabajar, contando con un apoyo importante de otras entidades.

“Es importante destacar cómo se ha involucrado Corfo y cómo ha creído en este tipo de iniciativa. Además que estén presentes los pescadores te hace sentir que la Universidad está cumpliendo con las misiones declaradas. Asimismo estamos siendo capaces de vincularnos con Inacap, para que el proyecto sea más potente y vaya en más beneficio de la región”, enfatizó la autoridad.

INVESTIGACIÓN APLICADA

Durante la ceremonia de clausura del proyecto, el Dr. Macchiavello enfatizó en la necesidad de trabajar con investigación aplicada de Chicorea de Mar para su domesticación y su relación con la posibilidad de capturar oportunidades de negocio como alga para el consumo humano directo.

Debido a que a nivel mundial la producción de algas ha mostrado un crecimiento histórico, en Chile el panorama es diferente y una explicación razonable a este fenómeno se debería a que la producción chilena es principalmente extractiva, trayendo además consecuencias catastróficas a la productividad de bancos naturales, expresó el especialista.

“Las pruebas experimentales del cultivo de Chicorea de Mar liderado por nuestro equipo de investigación, usando diferentes estrategias reproductivas, han dado resultados prometedores que hacen factible, en un futuro no lejano, poder desarrollar en forma intensiva y comercial el cultivo de esta especie” indicó Macchiavello.

El motivo de la ceremonia, fue dar a conocer la última contribución a la domesticación. “Hemos podido probar un sustrato artificial nuevo, que junto con retener eficientemente los fragmentos inoculados y permitir su posterior crecimiento, proporciona un  sustrato para la fijación de nuevos discos de adhesión, permitiendo la formación de nuevos individuos sobre el mismo sustrato”, expresó.

Instancia en la cual expuso el próximo desafío: “El paso siguiente, y generalmente el más complejo, es  lograr producir, en estos sistemas, plantas con iguales o mejores características que las que se producen en bancos naturales, haciéndolo además intensivo en términos de espacio y de su productividad a lo largo del año. Dominando este último paso, podremos decir que Chicorea de Mar es una especie domesticada y factible de cultivar a escala comercial”.

Además, el Departamento de Biología Marina de la Facultad Ciencias del Mar, a través de su Director, Dr. Enzo Acuña, ratificó el compromiso que tienen con los pescadores y su comunidad para seguir trabajando en conjunto.

Del mismo modo, indicó que su misión no es solo enfocarse en los recursos y la formación, sino que también en el aspecto social. “Nos interesa comenzar a integrar a la familia de los pescadores, ya sea en labores relacionadas a la pesca o adicionales como la administración, para incentivar el desarrollo productivo y brindarles más oportunidades”.

De esta manera, la UCN y la Facultad de Ciencias del Mar refuerzan el compromiso social y agradecen a entidades como Corfo, Buzorital y Municipalidad de Taltal por creer y acompañarlos en este proyecto.

MUESTRA GASTRONÓMICA

En la oportunidad, los presentes conocieron el producto en una degustación en platos gourmet, realizada por la Carrera de Gastronomía de Inacap.

En la instancia participaron representantes de restaurantes de la ciudad, quienes junto a los pescadores y público en general disfrutaron del sabor de la Chicorea de Mar, y la combinación de elementos que acompañaban a el alga.

Fuente: UCN