Filipinas.- Los productores de macroalgas en la península de Zamboanga deben expandir sus granjas para incrementar la producción y satisfacer la demanda, y al mismo tiempo incrementen sus ingresos.

Isidro Velayo, coordinador del National Seaweeds del Bureau of Fisheries and Aquatic Resources (BFAR), indicó que el tamaño inadecuado de las granjas es una de las principales causas por la cual los productores permanecen pobres a pesar del vasto potencial de la producción de macroalgas en la región en particular y en el país en general.

“Si nuestros productores sólo plantan de cinco a diez líneas, o venden sólo un saco o dos, esto no tiene valor en el mercado. Pero es diferentes cuando plantas 200 a 300 líneas de macroalgas. Tendrás volumen y puedes obtener mejores precios para tus productos. Esto es lo que denominamos economía de venta” dijo Velayo.

Para resolver esta situación, Velayo dijo que BFAR tiene en sus planes promover el cultivo de macroalgas, para contribuir con el resurgimiento de la industria de macroalgas en la región.

“En BFAR estamos tratando de proveer apoyo a nuestros productores. Extenderemos la producción de macroalgas para apoyar a los productores existentes mediante la expansión de sus áreas de cultivo. Esto incluye semillas, flotadores, etc.” manifestó el funcionario.

Velayo resaltó que en Zamboanga del Norte, sólo se utiliza el 10% del área costera para el cultivo.