Valparaíso, Chile.- Ayer la Subsecretaría de Pesca y Acuicultura entregó a los dirigentes de las Caletas Unidas de Bahía Quintero las tres resoluciones que autorizan a realizar acciones de manejo con el recurso huiro (Macrocystis spp.), en tres áreas de manejo, con el objeto de iniciar un proceso de biorremediación en la zona mediante el cultivo/repoblamiento de esta alga parda.

El proyecto ha sido impulsado por el Consejo para la Recuperación ambiental y social de las comunas de Quintero y Puchuncaví, pero la obtención del financiamiento para su ejecución, requería de las resoluciones que hoy entregó Subpesca.

El subsecretario de Pesca y Acuicultura, Raúl Súnico, señaló que este es un proyecto que está totalmente alineado con las iniciativas impulsadas por el gobierno en cuanto a promover el cultivo de algas, apoyar la recuperación de la bahía de Quintero e impulsar la diversificación productiva.

"Actualmente estamos desarrollando el proyecto más caro de investigación en materia de contaminación que hemos ejecutado, y justamente para saber cuál fue el impacto del derrame en la bahía ocurrido en septiembre de 2014; además, recientemente la Cámara de Diputados aprobó por 102 votos a favor el proyecto de bonificación al cultivo y repoblamiento de algas. Actualmente Chile exporta más algas que jibia y merluza junta y el camino para hacer sustentable esta actividad es el cultivo", explicó la autoridad.

Por su parte, el presidente de caleta El Manzano y de Caletas Unidas de Bahía de Quintero, Gerardo Muñoz, se mostró muy agradecido por la resolución entregada "para nosotros es muy importante este paso, ya que nos permitirá desarrollar iniciativa para bajar el nivel de metales pesados en nuestras áreas de manejo. Además, va a ser una zona de estudio y nos dará la oportunidad de capacitar a los pescadores para desarrollar esta actividad. Nosotros queremos dar un remedio a la bahía, no la extremaunción".

La biorremediación puede ser desarrollada a través de acciones como el cultivo y/o repoblamiento de cierto de tipo de algas, en este caso huiro, las que toleran y acumulan metales pesados, lo que permite limpiar la bahía de estos componentes.