España.- Identificar especies de microalgas marinas en la costa vasca que contengan compuestos bioactivos de interés, como aceites tipo omega 3, es el objetivo del proyecto Neofood, que desarrolla actualmente el Instituto Vasco de Investigación y Desarrollo Agrario -NEIKER-Tecnalia-. El centro tecnológico ha conseguido identificar y aislar una colección de especies de microalgas pertenecientes a la familia Thraustochytridos, que presentan gran cantidad de lípidos y de ácido docosahexaenoico (DHA).

La investigación está financiada por el Departamento de Desarrollo Económico y Competitividad del Gobierno Vasco, a través del programa Berriker de la Dirección de Calidad e Industrias Alimentarias.

Los compuestos bioactivos utilizables en la elaboración de alimentos funcionales representan actualmente una de las áreas de investigación más importantes para la industria alimentaria; de ahí que NEIKER busque propuestas innovadoras para el sector. Los análisis bioquímicos de las cepas aisladas po el centro de investigación demuestra la presencia de un 20% de DHA entre el conjunto de ácidos grasos que estas microalgas producen, cuya influencia sobre el desarrollo visual y neurológico ha sido ya demostrada, además su ingesta previene una larga lista de problemas de salud, especialmente de tipo degenerativo.

NEIKER ha desarrollado un protocolo de cultivo idóneo para las microalgas seleccionadas, en el que se tienen en cuentan la influencia de diferentes factores, como la salinidad, la concentración de nutrientes o el tipo de nutrientes. Este tipo de cultivo permite optimizar al máximo la obtención de DHA y otros ácidos grasos poliinsaturados tipo omega 3. Además, el análisis bioquímico de estas especies ha mostrado la presencia de otros compuestos de interés para la industria alimentaria, como pigmentos naturales con poder antioxidante o enzimas extracelulares hidrolíticos, como lipasas, celulasas o proteasas.

Las especies de Thraustochytridos aisladas en la investigación se tomaron a partir de muestreos realizados en las marismas vizcaínas de Pobeña (Muskiz), Txipio (Plentzia) y Busturia (Urdaibai).

Nuevos alimentos saludables con omega 3

El aceite de pescado constituye actualmente una de las principales fuentes comerciales de ácidos grasos poliinsaturados tipo omega 3. La previsión de crecimiento de la demanda de estos compuestos, así como su origen, promueve la búsqueda de microorganismos productores como las microalgas, y entre estas destacan la familia de los Thraustochytridos, cuyo aceite se comercializa como alternativa vegetal y se emplea en la elaboración de alimentos funcionales. Los ácidos grasos poliinsaturados tipo omega 3 se consideran nutrientes indispensables para la salud. Tanto la comunidad científica como la industria alimentaria reconocen los beneficios derivados de su consumo y recomiendan su incorporación en las dietas.

Fuente: Neiker Tecnalia