Alemania.- El alginato forma una clase de esqueleto en las paredes celulares de ciertos tipos de algas. Científicos de Fraunhofer usaron un masa gelatinosa de macroalgas chilenas como sustrato para las células madre. Ellas pueden ajustar de forma flexible el tamaño del poro y la elasticidad del alginato, y transporta los ingredientes activos y tiene mejores características ópticas que los materiales plásticos.

Esta sección del artículo solo esta disponible para nuestros suscriptores. Por favor click here para suscribirte a un plan y puedas acceder al artículo completo.