San Francisco, EEUU.- TerraVia y Bunge Limited anunciaron hoy que están lanzando un ácido docosahexaenoico (DHA) nativo y totalmente de algas como un ingrediente sostenible para alimentos de especialidad, priorizando el mercado de la acuicultura. El DHA es un ácido graso omega-3 de cadena larga que es un elemento crítico para la nutrición de humanos y animales.

El DHA AlgaPrime™ será elaborado en las instalaciones de la empresa conjunta de las compañías, SB Renewable Oils, en Brasil, donde a fines del año 2015, se alcanzó capacidad total de producción. Los socios de la empresa conjunta serán distribuidores exclusivos.

TerraVia y Bunge también anunciaron que han llegado a un acuerdo comercial de provisión con uno de los más grandes proveedores del mundo de alimento para acuicultura. No se han divulgado las condiciones del acuerdo. En virtud del acuerdo de provisión, está programado comenzar la incorporación del DHA AlgaPrime™ al alimento de peces para salmónidos en julio-agosto de 2016.

"Nos entusiasma crecer sobre nuestra propia experiencia en las industrias de alimentos e ingredientes para alimentos y traer al mercado una fuente de DHA nueva, sostenible y con valor agregado con la calidad, el costo y la envergadura que necesita la industria de la acuicultura", dijo Soren Schroderel, CEO de Bunge Limited.

"El DHA AlgaPrime™ es nuestro primer producto importante con la empresa conjunta creada con Bunge, y podría ser una verdadera revolución para mantener nuestros océanos limpios ofreciendo una fuente de omega-3 no basada en lo marino y sostenible para ayudar a abordar el creciente problema que tenemos hoy en cuanto al índice FIFO ('fish in, fish out')", dijo Jonathan Wolfson, CEO de TerraVia.

Los omega-3 de cadena larga como el DHA y el eicosapentaenoico (EPA) son aportes clave utilizados en alimentación en la acuicultura, donde el aceite y la harina de pescado son sus principales fuentes. Las provisiones globales de las fuentes tradicionales de omega-3 se encuentran bajo gran presión por la sobrepesca, las cuotas y la creciente demanda de nutrición humana y animal.

"Estamos ansiosos por ver fuentes sostenibles de omega-3 en el mercado en escala y reducir la presión sobre los escasos recursos marinos. El alto rendimiento y el impacto ambiental potencialmente reducido de los productos de algas podrían hacer de esta una fuente más sostenible de ingredientes para alimento de peces", dijo Piers Hart, Director de Políticas de Acuicultura de World Wildlife Fund, Reino Unido.

Las instalaciones de SB encarnan los principios de producción sostenible para elaborar productos basados en algas con bajo impacto en cuanto a carbono, agua y uso del agua.