Valparaíso, Chile.- Este martes, la Sala de la Cámara de Baja aprobó por unanimidad, en su tercer trámite constitucional, el proyecto de ley que incentiva el repoblamiento y cultivo de algas. Iniciativa beneficiará a un número importante de pescadores artesanales y pequeños acuicultores que deseen diversificarse productivamente.

Potenciar el cultivo y repoblamiento de algas a través de un sistema de bonificación estatal que permita al sector de la pesca artesanal iniciar emprendimientos que tengan un impacto positivo en términos de sustentabilidad fueron los ejes trazados en la iniciativa legal que ayer la Cámara de Diputados aprobó por 109 a favor y 0 en contra. Proyecto que forma parte de la cartera presentada por la Subsecretaría de Pesca y Acuicultura (Subpesca) y que se suma a la creación del Instituto Nacional de Desarrollo Sustentable de la Pesca Artesanal y de la Acuicultura a Pequeña Escala, INDESPA, y a la regularización de caletas pesqueras.
 
El Jefe de División Jurídica de la Subpesca, Paolo Trejo, explicó "con esta ley no solo estamos dando un importante paso hacia la reconversión y diversificación de las actividades productivas del sector pesquero artesanal del país, también estamos incorporando medidas en la línea de lo sustentable, ayudando a resguardar las praderas naturales y aumentar la biomasa disponible de recursos de macroalgas marinas nativas de importancia ecológica y económica".
 
Agregó que este sistema "busca bonificar principalmente el cultivo en áreas de manejo, sectores de libre acceso que cuenten con un plan de manejo vigente sobre algas y pequeños acuicultores que tengan dentro de su informe técnico el cultivo de algas".
 
La Política de Repoblamiento y Cultivo de Algas en Chile considera un horizonte de implementación y desarrollo de los cultivos a 10 años plazo, a fin de seguir con el desarrollo de los beneficiarios en el mediano plazo y convertir a esta actividad en un polo productivo más potente y sustentable sin poner en riesgo la flora presente en nuestro borde costero, con una proyección de 322 mil toneladas que alcanzarían hasta USD 108 millones a valor playa.
 
Resguardo de las praderas naturales
 
En Chile, la producción de algas proviene en su mayoría de la explotación de las praderas naturales que realizan los pescadores artesanales, existiendo hoy más de 800 especies de macroalgas marinas nativas que habitan las costeras continentales e insulares.
 
Pese a su importancia económica - el 2014 exportó cerca de $300 millones de dólares en este producto, cantidad muy superior a otras especies pesqueras, como el jurel, merluza- la actividad no se ha desarrollado en términos que contribuya a disminuir la presión extractiva sobre las praderas naturales, "por lo que este proyecto de ley por primera vez buscará recuperar la cobertura algal de los bancos naturales del territorio chileno aumentando de manera sustentable la producción nacional y las exportaciones" puntualizó el jefe de división jurídica de la Subpesca.