Iquique, Chile.- Los Académicos Germán Bueno Galaz y Juan Pablo Díaz de la Facultad de Recursos Naturales Renovables de la Universidad Arturo Prat (UNAP) destacaron los alcances de la Gira Científica - Tecnológica, Japón y Taiwán, en el marco del Proyecto FIC "Generación y aplicación de tecnología para la producción de Harinas ricas en Omega 3, a partir de microalgas, como una nueva alternativa industrial en la Región de Arica y Parinacota", viaje que se planificó en conjunto entre esta casa de estudios superiores y Pro-Chile, y se llevó a cabo entre el 20 de julio y el 5 de agosto; con la compañía, además, del representante del Gobierno Regional de Arica y Parinacota, Ernesto Lee Vásquez (con recursos del Consejo Regional).

"Se visitaron institutos y universidades. Confirmamos, que las microalgas tienen diversas aplicaciones en cosméticos, probióticos, médicas, alimenticias y biocombustible. Primeramente, se visitó la Universidad de Tsukuba, en Japón, donde se explicó in-situ los sistemas para el cultivo de especies nativas de micro-algas para la producción de biomasa y sus procesos en planta", comenzó relatando entusiasmado el Académico Germán Bueno.

El Director del proyecto, Juan Pablo Díaz, informó que el objetivo general de la gira científica-tecnológica fue conocer centros de investigación y producción de microalgas, estándares de calidad, mercado y productos. Dado el alto nivel de desarrollo alcanzado por Japón y Taiwán, principalmente en el cultivo de la microalgas Chlorella.

Sobre su presentación en Asia, la idea fue discutir con los científicos asiáticos la génesis del diseño e invento del fotobiorreactor, en formas naturales capturando serie de Fibonacci y culminando en su patentamiento. Luego desarrollar y mejorar procesos productivos en el fotobiorreactor hasta la producción de harinas de microalga Chlorella y sus indicadores de productividad.

El Académico Mario Aguilar complementa que el fotobiorreactor es de fácil transporte, montaje e instalación y operación, proporcionando ventajas comparativas con otros sistemas.

Respecto de su provechosa agenda destacaron los siguientes hitos:

En la University of Tsukuba, Core Laboratory for Algal Biomass and Energy System, se reunieron con los Doctores y Académicos Mitsutoshi NAKAJIMA y Mikihide DEMURA.

Con ellos la UNAP conoció la "Unidad de Investigación de Algas", conformada por investigadores de una amplia gama de campos de investigación, incluyendo el aislamiento de microalgas, filogenia, cultivo, fisiología, genoma, biología molecular, ingeniería metabólica, productos naturales e ingeniería química. La unidad es reconocida como el pionero en la investigación de la biomasa de algas en Japón.

En la Tokyo University of Agriculture & Technology recibieron al equipo de la UNAP el Doctor y Académico Tsuyoshi TANAKA y Tomoko YOSHINO.

TANAKA expuso que su investigación está relacionada con la creación de nanomateriales, utilizando funciones biológicas de microorganismos fotosintéticos, como las microalgas, microorganismos en condiciones extremas del medio ambiente, y la producción de biocombustibles, desarrollo de sustancias de utilidad en medición biológica y diagnóstico médico, tecnología basada en laboratorio en un chip. Además, sobre investigación relacionada con las aplicaciones de análisis ambientales.

Luego visitamos la Universidad de Pesquería de Tokio, donde vimos la aplicación de pequeñas cantidades de harina de microalga chlorella que tienen efecto inmunológico en los peces", prosiguió Bueno.

En efecto, el Doctor y Académico Shuichi SATOH, de la Tokyo University of Marine Science and Technology, Laboratory of Fish Nutrition, ranking 20 en el mundo, expuso su experiencia en la producción de alimentos a partir de residuos de Acuicultura con cadena alimentaria artificial.

"Han tratado de producir zooplanton como alimento vivo para larvas de tilapia mediante el uso de sus residuos. En un sistema de recirculación de la acuicultura, los residuos excretados por los peces cultivados se acumulan en el agua de cultivo, así como los residuos sólidos. Por lo tanto, han concebido una idea de que una cadena de alimenticia, útil para la producción de alimentos en vivo en base a los residuos vertidos", detallaron los investigadores chilenos.

En el National Research and Development Agency Japan Fisheries Research and Education Agency, la UNAP visitó también a los Doctores Megumi MINAGAWA, Masaharu TOKUDA, y Masanori OKAUCHI.

Se concretó así en el área académica el objetivo de intercambiar experiencias y establecer redes futuras de trabajo colaborativo. Rescataron, en tal sentido, a la Universidad de Tsukuba, líder en el campo del estudio de las microalgas, con diversas aplicaciones en la industria del biodiesel, alimenticia entre otras; y la Universidad Nacional de Cheng Kung en Taiwán, destacada también en el área de referencia.

OTRAS UNIVERSIDADES

Los académicos valoraron, además, el aporte que recibieron de la Natural Taiwan University of Science and Technology, donde se reunieron con el Doctor Yi - Hsu JU, y se informaron sobre el desarrollo de nuevos métodos y la búsqueda de materias primas como alternativa para la producción de biodiesel, a partir de productos agrícolas y de microalgas.

En la Tajen University, se reunieron con los Doctores Wen-Liang Lai y Jen - Jeng Chen. Se impusieron que. en el campo de las microalgas- han trabajado en los efectos del crecimiento autotrófico y mixotrófico sobre el crecimiento celular y la productividad de lípidos de microalgas verde Chodatella sp.

Y en la National Cheng Kung University, de Taiwán, los Doctores Jo - Shu Chang y Chun-Yen Chen compartieron a la UNAP el desarrollo de una tecnología de captura de carbono basada en microalgas. Además, establecieron la mayor granja piloto de Taiwán de microalgas con la esperanza de ayudar a conservar la energía y reducir las emisiones de carbono.

Considerando a las microalgas como los organismos más productivos para la captura de carbono debido a su alta tasa de fotosintética, su meta es utilizar las emisiones de gases y aguas residuales de fábricas para cultivar microalgas.

"También están fabricando fotoreactores, de tipo cilíndrico, de dos metros de altura, y tienen planes de hacer una planta mayor, para producir cien toneladas de algas", comentó el académico German Bueno.

EMPRESAS

Fructífero resultó también el recorrido por las empresas más importantes en Japón que producen la Chlorella sp. Junto a los ejecutivos Yoshihiro NISHIJIMA, Yuta ASAYAMA, y Takehiro YASUI, los académicos de la UNAP se reunieron en Euglena, Japón. La compañía es dueña también de Yaeyama Shokusan, la mayor productora de Chlorella en el mundo, cuya planta productora se ubica en Okinawa.

Los empresarios señalaron que investigan, desarrollan y producen microalgas con un fuerte enfoque en el mercado. En particular, relevaron que la Euglena es un organismo unicelular que puede realizar la fotosíntesis usando sus cloroplastos y extensas investigaciones se han llevado a cabo para su uso efectivo. Se espera que Euglenam, que contiene la mayoría de los nutrientes necesarios para la supervivencia humana, pueda ser utilizado con eficacia en alimentos funcionales y cosméticos.

En impresión de Bueno, "los gerentes son muy jóvenes, y se partió con la idea de que esta alga fuera un alimento para Bangladesh, pero ya han pasado por una variedad de productos nutracéuticos, y ya van en el biodiesel. Piensan que para las olimpiadas de Tokio se use para buses y aviones. El biocombustible tiene un mayor costo que el combustible fósil, pero piensan que para la Olimpiada de Tokio 2020 estarían en condiciones de lanzar el proyecto".