Coquimbo, Chile.- Más de 100 personas participaron en el Taller de Alimentos Funcionales de Origen Algal: producción, comercialización y promoción del consumo en la Región de Coquimbo, realizado este 27 y 28 de septiembre en Caleta Peñuelas, Región de Coquimbo, organizado  por el Nodo de Comercialización de productos de origen algal como alimento funcional, que es financiado por Corfo Coquimbo y  ejecutado por la Universidad Católica del Norte y Copeval como agente operador.

“Buscamos generar un espacio de conversación y diálogo con expertos que trabajan con alimentación en algas en Chile, España y Perú, para conocer la situación de los recursos, su disponibilidad y establecer alianzas con el mundo gastronómico y los restaurantes locales”, sostuvo el Dr. Eduardo Uribe, director del proyecto.

Una de las asistentes al taller, Raquel Pizarro, propietaria del restaurante Picá Mar Adentro, sostuvo que fue “una súper buena iniciativa, pues uno no se imagina la cantidad de platos que se pueden elaborar con algas. Nosotros ya trabajamos con el cochayuyo, pero pronto vamos a incorporar el luche y otras recetas que aprendimos en los talleres de cocina”.

Por su parte, el director zonal de Pesca y Acuicultura de la II y IV Región, Javier Chávez, sostuvo que hay un camino esperanzador para el trabajo con algas pues “se está trabajando una Política Nacional de Algas y hace unos meses entró en vigencia una ley que fomenta el repoblamiento de algas en Chile”.

Del mismo modo, el director regional de la Corporación de Fomento de la Producción, Corfo Coquimbo, Andrés Sánchez Araya, señaló que “hemos ido avanzado como Región en un tema que es estratégico para Coquimbo. Contamos con un programa estratégico regional de bioproductos marinos, por lo que la invitación es a trabajar en conjunto para potenciar los productos del mar”.

Uno de los objetivos esperados del Nodo de Comercialización de Algas es lograr el aumento del consumo de alimentos de origen algal en los habitantes de la Región de Coquimbo, con algas como el Cochayuyo (Durvillaea antarctica), Luche (Pyropia columbina) y Chicoria de mar (Chondracanthus chamissoi).

Taller sobre Algas como alimentos funcionales

Durante dos días, siete expertos relataron sus experiencias e investigaciones en el taller denominado “Alimentos funcionales de origen algal: Producción, comercialización y promoción del consumo en la Región de Coquimbo”.

“Para promover el consumo de algas es necesaria mucha educación y trabajo conjunto entre los actores. En Chile tienen productos del mar para desarrollar muy buenos productos de algas para alimentos”, señalo Miguel García, chef y encargado I +D i en la empresa gallega Portomuiños.

Por parte de la pesca artesanal, Nelson Plaza, presidente de la Asociación Gremial Puerto Aldea, IV Región, relató la experiencia de cultivo del alga chicoria de mar en áreas de manejo, apoyado por investigadores de la Universidad Católica del Norte, mientras que Cecilia Masferrer, presidenta de la Federación de Pescadores Artesanales de la Comuna de Navidad, VI Región, analizó las perspectivas de comercialización de alimentos elaborados con algas y la experiencia de Algueros de Navidad, indicando que era necesaria mucha “creatividad” para mejorar la venta de algas.

Desde la academia, el Dr. Roberto Adbala, perteneciente al Departamento de Ecología y Geología de la Facultad de Ciencias de la Universidad de Málaga de España, sostuvo que expondrá sobre las algas marinas como alimentos funcionales: nutrición y beneficios por su consumo, “las algas son el presente y el futuro de la humanidad,” señaló Abdala.

Las algas se pueden utilizar como productos crudos o procesados en la formulación de productos del mar, sopas, bebidas, quesos, etc. Estos ingredientes deben cumplir unas especificaciones industriales y técnicas y, además, deben satisfacer las regulaciones para la seguridad del consumidor.

Por su parte, Manuel Cáceres abordó las nuevas perspectivas para la industria de algas en la Región de Coquimbo. En la ocasión, desde el Instituto del Mar del Perú (Imarpe), Cecil Tenorio García-Blázquez, expuso sobre el consumo de algas en Perú, indicando que existe una larga tradición en el uso y que actualmente en las más de 11 mil cevicherías que existen en Lima se utiliza el alga chicoria de mar.

En la segunda jornada se realizó la presentación de nuevos formatos para la comercialización de algas, gracias al trabajo realizado por los investigadores del Nodo Dr. Gonzalo Álvarez y Cecilia Rodríguez.

Posteriormente se desarrolló un taller de cocina de algas, a cargo de la cocinera del Archipiélago de Chiloé, Lorna Muñoz, el chef gallego, Miguel García de Porto-Muiños y el chef Fernando Madariaga. La actividad incluyo, además, una charla de Muñoz sobre el “Consumo de algas en el sur de Chile: historia y nuevos desafíos en la cocina chilota”.