Las Palmas de Gran Canaria, España.- La Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC), a través de su Instituto Universitario EcoAqua, participa en el proyecto europeo titulado “Seguimiento, control y mitigación de proliferaciones de organismos marinos asociadas a perturbaciones humanas y cambio climático en la Región Macaronésica – MIMAR”, perteneciente a la convocatoria de Proyectos de Cooperación INTERREG MAC 2014-2020.

Concretamente, la ULPGC participa en el proyecto a través del Servicio de Acuicultura y Biotecnología de Alta Especialización (SABE) del Grupo de Investigación en Acuicultura (GIA) del Instituto EcoAqua, con el investigador Félix Acosta Arbelo como responsable. El proyecto, que se desarrollará en las instalaciones del Instituto Universitario (Parque Científico Tecnológico Marino de Taliarte), tiene como objeto la detección de peces positivos a ciguatoxina y su distribución espacial dentro del área de la Macaronesia.

El Dr. Félix Acosta Arbelo, responsable de este proyecto, ha sido desde 2011 hasta abril de 2016, el director Técnico del Servicio de Diagnóstico de Ciguatera mediante convenios con el Gobierno de Canarias. Posteriormente, se incorpora en el Grupo de Investigación en Acuicultura (GIA), especializándose en la línea de investigación en Sanidad Animal en Acuicultura.

Como consecuencia del calentamiento paulatino de las aguas en la región macaronésica se han observado algunos casos de ciguatera en el archipiélago canario, así como varios procesos de proliferación de algas nocivas. Por ello, se hace necesario determinar las especies involucradas en casos de ciguatera o mareas rojas, además de aislar las toxinas y conocer el grado de toxicidad. Igualmente, es necesario profundizar en el conocimiento de los factores que desencadenan las proliferaciones de estos organismos y aquellas zonas más proclives a ello. Así, se analizarán muestras de peces susceptibles de portar ciguatoxinas.

Tras la determinación de peces con test positivos, se realizará el análisis de un amplio rango de muestras que incluya especies e individuos de diferentes tallas de la misma zona donde fueron capturados los que portaban ciguatoxinas. Además, se hará un estudio completo de especies y tallas de peces de las zonas que el servicio de alerta temprana indique según la información que reciba de la red de observadores por muestreos directos de fitoplancton o por teledetección. Asimismo, se llevarán a cabo cursos de formación para la detección de ciguatoxinas en productos de la pesca susceptibles de estar contaminados con toxinas. Está previsto realizar dos cursos destinados a los socios de Madeira, Cabo Verde, Senegal y Mauritania.

En base a los resultados obtenidos en las analíticas, se pretenderá establecer las mejores medidas de prevención frente a la intoxicación por ciguatoxina en Canarias. Esto permitirá diseñar una guía para la prevención de la intoxicación de la ciguatera en la región, que pueda ser referencia para otras áreas con una situación medioambiental similar.

El proyecto cuenta con la coordinación de la Viceconsejería de Medio Ambiente y la cooperación de la Dirección General de Pesca del Gobierno de Canarias, así como sus homólogas de Cabo Verde, Madeira, Senegal y Azores. La Universidad de La Laguna y la de Madeira, el Instituto Tecnológico de Canarias, Gestión del Medio Rural de Canarias y el Banco Español de Algas también participarán en el programa.

Mayor información del Instituto Universitario EcoAqua en: http://ecoaqua.ulpgc.es/