Brasil.- El Ministerio de Pesca y Acuicultura (MPA) anunció, a través de la Superintendência no Rio Grande do Norte, los resultados inéditos de un experimento que deberá revolucionar la crianza del camarón y devolverá la rentabilidad al sector que ha sufrido por la presencia de la mancha blanca.

El proyecto piloto desarrollado por Camanor Produtos Marinhos, comprobó a través del nuevo modelo sustentable de producción, que es posible ampliar la productividad y la calidad del mismo dentro de un ambiente con la presencia de la mancha blanca.

“Esta es un gran noticia. No podríamos haber empezado el 2014 mejor. Estos resultados, apuntan a que la carcinicultura potiguar y brasileña volverá a ser fuerte, producirá a gran escala, con calidad y respetando el medio ambiento. Esto es sustentabilidad” destacó el superintendente de pesca de MPA en el Estado, Abraão Lincoln Júnior.

El funcionario dijo que el MPA esta optimista en cuanto a la recuperación del sector para este año y acredita que estos resultados pueden generar una onda de optimismo y hasta de sensibilidad por las instituciones de crédito. “Vamos a retomar también nuestro espacio en las exportaciones a los países europeos y EEUU” dijo Júnior.

Para alcanzar estos resultados, Camanor implementó cambios profundos en los conceptos y en los sistemas de producción, principalmente por estar actuando en una región impactada por la enfermedad de la mancha blanca. Los objetivos fueron alcanzados en forma gradual.

La productividad final alcanzada fue de 17 775 kg/has, con una sobrevivencia en alrededor de 100% y un peso medio de 11.45 g, en un estanque de 0.78 ha, sembrado con 150 camarones/m2.

“La principal diferencia de este proyecto es que las experiencias apuntan al éxito en ambientes con presencia de la mancha blanca. Estamos criando camarón con elevadas densidades y reduciendo a cero el contacto de los estanques con el ambiente externo” explicó el ingeniero pesquero Luiz Peregrino, superintendente técnico de la empresa. Él cuenta con agua 100% tratada y reaprovechada e indica que el experimento deberá proporcionar una revolución en la crianza de camarón.

“Llegamos a una nueva dimensión en lo que respecta al cultivo de camarón, con un resultado de cultivo nunca antes obtenidos, antes de este sistema, los viveros impactados por la enfermedad alcanzaban productividades medias de 250 kg/ha y ahora alcanzamos más de 17 000 kg/has” comentó Peregrino.