Natal, Brasil.- El año 2014 empezó mal y se han registrado casos de “mancha blanca” en estanques de camarón en Rio Grande do Norte. El virus fue detectado en las granjas en el litoral sur.

De acuerdo con el biólogo y consejero de Associação Brasileira de Criadores de Camarão (ABCC), Marcelo Lima, Brasil estaba libre de la enfermedad hasta el año 2005 a través de instrucción normativa del Ministério da Agricultura, Pecuária e Abastecimento (Mapa), que impedía la importación del crustáceo.

En Rio Grande do Norte, la presencia de la enfermedad fue registrada en el año 2012, después de pasar por Bahia, Pernambuco y Paraíba. El primer foco de la “mancha blanca” en Brasil fue Santa Catarina a mediados del año 2004.

De acuerdo con Marcelo, la “mancha blanca” se manifiesta con más agresividad en los meses de mayo a agosto, por ser un período frío y con la presencia de fuertes lluvias. El científico informó al medio Portal Noar, que “desde Santa Catarina a Rio Grande do Norte la enfermedad está presente”.

Por su parte, el presidente de la Associação norte-rio-grandense de Criadores de Camarão (ANCC), Orígenes Neto afirmó que la crianza de camarón en el Estado viene siendo afectada, cada cierto tiempo, por enfermedades, siendo una de ellas la “mancha blanca”.

En declaraciones brindadas al medio Portal Noar, Orígenes declaró que la enfermedad provoca una reducción “significativa” en la producción del camarón. “Acredito que algunas haciendas redujeron su producción en más de 50%” informó Neto sobre los estanques del litoral sur afectados por la enfermedad.

Según el presidente de ANCC, de los 500 productores del Estado, 200 están concentrados en el litoral sur y, aproximadamente, la mitad de ellos están perjudicados con la proliferación de la “mancha blanca”.

“Esto sucede debido a que el Ministerio (de Agricultura, Pecuária e Abastecimento) liberó la importación de camarón, responsable por traer la enfermedad al país. Sin embargo, la “mancha blanca” será superada” afirmó Orígenes.

Con la finalidad de minimizar los impactos, Orígenes informó que los productores están adaptando la forma de criar el camarón, con una mejora en el manejo. Él manifestó que las orientaciones elaboradas en el protocolo de manejo y bioseguridad están siendo puestos en práctica.

“Es una cuestión de tiempo, de adaptación. Una enfermedad no será curada, aprendemos a convivir con ella. Esto sucedió en varios países que sufrieron con la enfermedad” dijo Orígenes.