Takeo, Camboya.- Los productores abrirán tres granjas de camarones este verano, usando la técnica japonesa de la “tercera agua” para crear agua de mar artificial. El agua de mar es una mezcla de agua dulce y una cuidadosa combinación de minerales, incluido sales de sodio, potasio y calcio.

El proyecto se viene desarrollando en la provincia de Takeo, y es liderado por la Japan International Cooperation Agency (JICA). Aproximadamente 30 000 camarones gigantes de río serán criados en cada una de las tres granjas desde agosto de 2014. JICA monitoreará la eficiencia de las granjas y el ahorro de costos.

Kenji Kaneko, del Departamento del Desarrollo Rural de JICA, indicó que el agua probablemente ayude a promover la acuicultura en los países en desarrollo.

Toshimasa Yamamoto, profesor de Okayama University of Science quien desarrollo la técnica, dijo: “esta es una agua mágica que permite la acuicultura sin químicos. Podemos volver una villa de la montaña en una villa pesquera”.

De acuerdo con Yamamoto, los productores pueden agregar cerca de 10 gr de minerales en 1.0 litro de agua, una mezcla que produce un sabor ligeramente salado. Esto produce un medio adecuado para la acuicultura que cuesta 10% del precio del agua de mar artificial tradicional. La técnica fue patentada en el año 2012.

En la actualidad, puffers tigre y anguilas vienen siendo cultivados con esta agua.

La investigación encontró una reducida incidencia de enfermedades debido a que el agua tiene propiedades que no existen en la naturaleza y la falta de agentes infecciosos que con frecuencia se encuentran en el agua de mar y agua dulce.

Además, los peces crecen más rápido que en el hábitat natural. La universidad cosecho puffers tigre entre seis y ocho meses más rápido que los cultivados en agua de mar.