Santa Cruz de Tenerife, España (Europa Press).-  La Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Aguas del Gobierno de Canarias, a través del Instituto Canario de Investigaciones Agrarias (ICIA), colabora con la Universidad de Laica Eloy Alfaro, de Manabí (Ecuador), en el estudio sobre la elaboración de compostaje funcional utilizando cabezas de camarón.

Estos trabajos, dirigidos por el científico Federico Laich --que desarrolló parte de su trayectoria profesional en el ICIA y actualmente está vinculado al centro ecuatoriano--, se orientan a caracterizar los microorganismos que participan en el proceso de elaboración de abono orgánico convirtiendo los excedentes de la industria pesquera de este país de América del Sur en un recurso útil.
  
Estas investigaciones son de interés para Canarias porque los procedimientos y la metodología de trabajo que se emplean pueden ser de aplicación en el archipiélago utilizando, por ejemplo, subproductos ganaderos, agrícolas, y forestales, entre otros residuos.
  
En Ecuador, la industria del camarón genera anualmente ingentes cantidades de residuos que requieren de un tratamiento para su eliminación ya que suponen una fuente potencialmente contaminante.
  
El proceso de producción de compost utilizando ese recurso se ha considerado una solución ya que ofrece una alternativa válida para su aprovechamiento, cerrando un ciclo que concluye con su utilización en la actividad agraria que, por su parte, requiere nutrientes para mejorar los suelos y favorecer el desarrollo de los cultivos.
  
Estos estudios, cuyos resultados preliminares fueron presentados esta semana en una conferencia en la sede del ICIA en Valle de Guerra (Tenerife), han despertado interés tanto en Ecuador como en otros países, donde los residuos con quitina constituyen inicialmente un problema al no disponer de fórmulas para su aplicación.

MICRROORGANISMOS
  
El equipo investigador de este proyecto ha contado en una fase muy importante de su labor con la colaboración de la Consejería de Agricultura del Ejecutivo regional, la cual ha facilitado los medios para completar los análisis que requiere la identificación de los microorganismos que intervienen en el proceso de producción de compostaje.
  
Durante varios años, el coordinador de esta iniciativa desarrolló en el Instituto Canario de Investigaciones Agrarias diferentes trabajos de interés para el sector agrario del archipiélago, dirigidos a estudiar los microorganismos que intervienen en la elaboración del vino canario, línea que entre otras aplicaciones permitió identificar y seleccionar cepas autóctonas de levaduras.
  
Estos estudios están contribuyendo a consolidar la base para alcanzar resultados ya que aportan soluciones prácticas en la mejora de los cultivos.