Ho Chi Minh, Vietnam.- Energía renovable será obtenido de los desechos orgánicos descargados por el cultivo de camarón en la región del Delta del Mekong, a través de un proyecto financiado por el gobierno japonés. El proyecto será realizado en el Laboratorio de Nanotecnología (LNT) de la Vietnam National University (VNU), en colaboración con la Kyushu University de Japón.

Los científicos del LNT y Kyushu University han propuesto usar el lodo y los biodesechos de los estanques de cultivo de camarón para producir electricidad, con una nueva generación de células de combustibles desarrollados por la Kyushu University.

El proyecto ayudará a resolver los problemas existentes que incluyen el tratamiento de agua, el uso de desechos orgánicos en actividades agrícolas, y la producción de energía renovable para el cultivo, dijo el Prof. Nguyen Hoi Nghia, vicepresidente de VNU.

Por su parte, el Prof. Dang Mau Chien, director de LNT, manifestó que los desechos orgánicas del fondo de los estanques de camarón son peligrosos para el ambiente y causan enfermedades entre los camarones y peces.

Los desechos pueden ser bombeados fuera de los estanques y transferidos a reactores de fermentación de metano para producir biogás, indicó Mau, agregando que el biogás puede ser proveído a células de combustibles sólidas para producir energía, la que a su vez sería usada en los sistemas de abastecimiento de aire, bombas y sistemas de circulación de agua de los estanques camaroneros.

Con la tecnología de la Kyushu University, Vietnam podría desarrollar una granja modelo de cultivo de camarón de ciclo cerrado, donde la electricidad y la energía para el calentamiento son producidos en base al biogás a una alta eficiencia (90%) sobre un gran área.

El proyecto, Science and Technology Research Partnership for Sustainable Development Programme, ha recibido fondos no reembolsables del Official Development Assistance del gobierno japonés. La duración tentativa del proyecto es de 60 meses.